Los commodities repuntan, pero tenemos que seguir cautos en mercados emergentes.


commoditiesUna recuperación del sector de los commodities la semana pasada elevó los precios de las materias primas, las acciones de las mineras y las divisas de los países en desarrollo, en una señal más de las oscilaciones que han caracterizado a los mercados este año.

Estos movimientos van a ser caracteristicos para el siguiente año, asi que a no exponer la cartera a mercados emergentes ni a acciones de petroleras.Detrás de la recuperación de la semana pasada se encuentran señales tentativas de que la economía china podría estar estabilizándose después de un declive en su tasa de crecimiento, lo cual podría incrementar la demanda por materias primas. Muchos inversionistas también citaron una creencia de que las tasas de interés ultra bajas persistirán por más tiempo en Estados Unidos, reduciendo una mayor apreciación del dólar. Eso, a su vez, alivia los temores de un aumento de las tensiones en economías en desarrollo como Brasil, Turquía, Sudáfrica y otros, que enfrentan una desaceleración en el crecimiento y grandes deudas denominadas en dólares.

En un cambio de tendencia, algunos mercados de metales enfrentan escasez inesperada y algunos corredores dicen que tienen apuestas que no han cerrado en espera de que los precios caigan aún más.

La semana pasada, el precio del crudo de referencia en EE.UU. subió 9% a US$49,63 el barril, mientras que el Índice MSCI de Mercados Emergentes subió a su nivel más alto en dos meses. Las acciones de la firma de minería y corretaje Glencore PLC subieron 36% durante la semana, recuperando todo el terreno perdido cuando la acción se hundió a causa de rumores de que la empresa enfrentaba dificultades financieras.

Imagen1Las materias primas, del cobre al zinc y el azúcar, se han recuperado y alcanzado sus puntos más altos en meses, mientras que la lira turca y el rand sudafricano ganaron cerca de 3% frente al dólar.

Estos auges son el más reciente recordatorio de la volatilidad y los cambios de parecer que son característicos de las inversiones en mercados emergentes.

Sin embargo, los inversionistas dijeron que muchas de las tendencias que redujeron los precios de los commodities y golpearon los activos de mercados emergentes siguen presentes, a la vez que indicaron que una recuperación amplia del sector hace unos meses se desvaneció rápidamente. Los analistas y corredores dijeron que los mercados enfrentan varias pruebas esta semana, incluyendo datos de China que serán publicados el martes, los cuales ofrecerán nueva evidencia del estado del crecimiento del país, así como un informe de ventas minoristas en EE.UU. que será publicado el miércoles y que podría apoyar el argumento a favor de un incremento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal.

Este cambio ha sido impulsado por varios factores. La producción de crudo estadounidense en septiembre cayó a su ritmo más lento del año, según cálculos de la Administración de Información Energética de EE.UU. Los precios también recibieron un impulso de la posibilidad de una reunión para discutir recortes de producción entre Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Al mismo tiempo, una contracción en Glencore está siendo beneficiosa para los mercados de commodities. La firma ha cerrado operaciones que extraen muchas de las materias primas con mayor actividad en los mercados, reduciendo la congestión en bienes desde carbón hasta cobre.

El zinc subió 8,9% en la última semana para cerrar en US$1.836 la tonelada, su punto más alto en dos meses. El plomo saltó 8,3% a su nivel más alto en tres meses de US$1.780 la tonelada.

Un estancamiento en el auge del dólar también ha potenciado un avance en las divisas de mercados emergentes. El real brasileño se fortaleció 4,5% frente al dólar esta semana para cerrar en su nivel más fuerte desde principios de septiembre. El miércoles, la rupia de Indonesia registró su mayor avance en un día en siete años frente al dólar y ha avanzado 8,7% frente a su punto más bajo, que tocó el mes pasado. Otras divisas atribuladas, como el rublo ruso y el peso mexicano también subieron.

Algunos inversionistas siguen siendo escépticos. Un informe sólido de ventas minoristas estadounidenses en septiembre podría motivar a los inversionistas a recalibrar sus expectativas respecto al primer aumento de tasas de interés. Los economistas calculan que las ventas minoristas subieron 0,2% en agosto, siguiendo el ritmo de inflación.

Además, si más inversionistas comienzan a creer que la Fed subirá las tasas en diciembre, eso podría fortalecer al dólar y hundir a las divisas de mercados emergentes.

“El auge probablemente perderá fuerza apenas recibamos una señal de que la Fed está de nuevo en camino de subir las tasas”, dijo Charles St-Arnaud, economista y estratega de divisas de Nomura Securities.

El viernes, el vicepresidente de la Reserva Federal, Stanley Fischer, dijo que las proyecciones más recientes indican que la mayoría de los miembros de la Fed ve un aumento de las tasas para finales de año como algo apropiado, pero lo que pasa en el extranjero “importa” a la economía de EE.UU.

Mientras tanto, China sigue siendo un interrogante. Nomura proyecta que las exportaciones del país cayeron en septiembre 8% frente al año anterior. En agosto, China reportó un declive de 6,1% frente al mismo lapso del año anterior. Los datos de manufactura de septiembre mostraron un ligero aumento en la actividad febril frente al mes anterior, una señal de que la desaceleración del sector podría haber llegado a su fin.

Incluso así, los inversionistas dudan que una recuperación completa esté llevándose a cabo y creen que las débiles cifras económicas motivarán a China a lanzar nuevas medidas de estímulo.

“Aún no hemos visto evidencia masiva de una recuperación en China”, dijo Bart Melek, director de estrategia de commodities de TD Securities. “Yo sería cuidadoso”.

El panorama para los mercados emergentes aún es incierto. Los inversionistas sacaron US$63.000 millones de los fondos de acciones de mercados emergentes este año, según Bank of America Merrill Lynch. Los inversionistas han sacado dinero de fondos de deuda de mercados emergentes por 11 semanas consecutivas, según el banco, elevando el total de retiros a US$16.000 millones este año.

Pese al reciente auge del Índice MSCI de Mercados Emergentes, este aún se encuentra 11% a la baja este año. En Europa, las acciones de empresas de materias primas han caído 12% en 2015. La deuda de mercados emergentes denominada en divisas locales tiene un retorno negativo total de más de 8% este año, según Barclays PLC.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s