La Comisión Europea prevé un crecimiento más flojo en la eurozona


bank euEl crecimiento de la eurozona y de la Unión Europea será este año ligeramente más bajo de lo previsto, anunció el martes la Comisión Europea, al tiempo que advirtió de que la desaceleración económica de China y de otros mercados emergentes, las tensiones geopolíticas y la incertidumbre de cara al referéndum de Reino Unido podrían pesar en la economía.

Los economistas de la UE también advirtieron de que la solidez de los factores que han estado sosteniendo el crecimiento de la región, como los bajos precios del crudo y la debilidad del euro, podría empezar a reducirse, mientras que los problemas fundamentales en muchas economías del bloque, como unos elevados niveles de deuda privada y desempleo, siguen frenando la recuperación del bloque.

De acuerdo con las previsiones de la Comisión Europea, la economía de la eurozona crecerá un 1,6% este año, por debajo del 1,7% calculado en febrero y del 1,7% conseguido en 2015.

En 2017, la economía de la eurozona se expandirá un 1,8%, frente al 1,9% estimado en febrero.

En la UE, se espera un crecimiento del 1,8% este año, ligeramente por debajo de la previsión de febrero y del 2% registrado en 2015. En 2017, la expansión será del 1,9%, también por debajo del 2% previsto inicialmente.

La Comisión señaló que, aunque el abaratamiento del petróleo y la política de expansión cuantitativa del Banco Central Europeo han impulsado el consumo y las exportaciones, el ritmo de crecimiento en el bloque de los 28 y en la eurozona sigue siendo relativamente moderado.

El organismo advirtió que existen riesgos internos y externos que podrían frenar el crecimiento en los próximos años. En concreto, la desaceleración de los mercados emergentes –especialmente de China– podría extenderse a Europa y a todo el mundo, advirtió, para añadir que un crecimiento más flojo en varias economías avanzadas, como Estados Unidos y Japón, empañará el panorama mundial.

“La recuperación de la eurozona sigue siendo desigual, tanto entre estados miembros como entre los más débiles y los más fuertes de la sociedad. Esto es inaceptable y requiere una acción decidida de los gobiernos, tanto individual como colectivamente”, afirmó Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros.

La Comisión también identificó como riesgo bajista las crecientes tensiones geopolíticas y la incertidumbre que genera el próximo referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE.

Otro elemento de presión, especialmente en la eurozona, es la inflación persistentemente baja. Los precios de consumo siguen siendo bajos a pesar de los esfuerzos del BCE por impulsar la inflación.

La Comisión espera ahora que la inflación de la eurozona sea del 0,2% este año, por debajo del 0,5% previsto anteriormente. En 2017, la tasa subirá hasta el 1,4%, frente al 1,5% previo y aún por debajo del objetivo del BCE del 2%.

En la UE, se espera que los precios suban un 0,3% este año y un 1,5% el próximo, en ambos casos por debajo de la estimación inicial.

A pesar de rebajar las previsiones de crecimiento y de inflación, la Comisión espera que el desempleo se reduzca ligeramente más de lo estimado inicialmente, aunque seguirá siendo elevado. La tasa de paro en la eurozona bajará al 10,3% este año, desde el 10,9% el pasado, para después reducirse hasta el 9,9% en 2017.

En la UE, la tasa de desempleo bajará al 8,9% en 2016, desde el 9,4% en 2015, y caerá al 8,5% en 2017.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s