AB InBev supera los últimos dos obstáculos para comprar SABMiller


inbevAnheuser-Busch InBev NV ha despejado dos grandes obstáculos para completar su megafusión de más de US$100.000 millones con su rival SABMiller PLC, un acuerdo muy necesario para la cervecera belgo-brasileña, que el viernes reportó una fuerte caída de sus ganancias.

En el mismo día, AB InBev recibió la aprobación de los reguladores chinos a la fusión y la recomendación de la junta de SABMiller a los accionistas para que acepten la oferta mejorada y final de su rival, pasó de 44 a 45 libras (de US$58.20 a US$59.50).

A comienzos de la semana, AB InBev había aumentado preventivamente su oferta por SABMiller con la esperanza de evitar una revuelta de accionistas, preocupados por la caída en la valoración del acuerdo tras la depreciación que sufrió la libra luego del referendo favorable a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

La apuesta de AB InBev rindió frutos el viernes, cuando la junta directiva de SABMiller dio el visto bueno a su oferta.

La aprobación del Ministerio de Comercio de China, en tanto, era esperaba, pero su importancia residía en que era la última precondición regulatoria.

Ahora, los accionistas de AB InBev y SABMiller deben votar sobre el acuerdo, que se espera sea finalizado este año.

La agitación en torno al acuerdo ilustra la forma en la que el voto del Reino Unido ha sacudido el mundo de los negocios alrededor del mundo.

La caída de más de 10% de la libra esterlina frente al dólar arrastró el valor de la oferta en efectivo de AB InBev por SABMiller muy por debajo de una oferta alternativa que incluía efectivo y acciones, debido a que las acciones de AB InBev cotizan en euros. Inicialmente, la oferta en efectivo fue diseñada como una prima.

La discrepancia alarmó a los accionistas y miembros de la junta directiva, algo que AB InBev trató de calmar con una mejora de su oferta en alrededor de US$2.000 millones. La compañía también recibió un golpe en su cobertura de diciembre contra su exposición a la libra esterlina.

AB InBev reportó el viernes una caída significativa de sus ganancias del segundo trimestre, debido principalmente a una pérdida de US$1.770 millones ligada a la cobertura de divisas. También estima que gasta US$450 millones por trimestre en el pago de intereses sobre deuda para financiar la adquisición.

La cervecera redujo sus expectativas de ingresos para su negocio en Brasil, y dijo que espera resultados sin cambio este año debido a las turbulencias económicas en el país sudamericano, frente a una estimación previa de crecimiento de 4% o más.

Eamonn Ferry, analista de Exane BNP Paribas, dijo que el trimestre fue “pobre”, lo que completa un débil desempeño en cuatro de cinco trimestres.

Al elevar preventivamente su oferta por SABMiller, AB InBev dejó en evidencia lo mucho que necesita a su rival. La adquisición de SABMiller le dará acceso al creciente mercado de la cerveza de África en un momento en las ventas de Bud Light y Budweiser son un desafío en Estados Unidos, su principal mercado, y Brasil.

Pero el acuerdo se convirtió en un blanco de inversores activistas y operadores bursátiles después del llamado brexit.

La oferta en efectivo y en acciones había sido diseñada para los dos mayores accionistas de SABMiller: la tabacalera estadounidense Altria Group Inc. y la familia Santo Domingo de Colombia, quienes querían mantener una participación en la industria de la cerveza.

Inversionistas como el fondo de cobertura Elliott Management Corp. compraron acciones de SABMiller y a continuación llamaron a la junta directiva para que hiciera frente a la disparidad entre las ofertas, según una persona al tanto.

Cuando la junta directiva de SABMiller se reunió el 20 de julio antes de la asamblea general de la compañía, plantearon “grandes preocupaciones” sobre el valor del acuerdo, dijo la fuente.

Asesores de SABMiller trataron de responder a las preguntas primordiales de la junta acerca de si todavía tenía sentido, plateando la posibilidad de que AB InBev podría volverse hostil, presentando la oferta directamente a los accionistas, dijo la fuente.

El 22 de julio, el presidente de la junta de SABMiller, Jan du Plessis, llamó a su homólogo en AB InBev, Olivier Goudet, y le transmitió las preocupaciones de la junta, dijeron personas al tanto de la conversación. El fin de semana, los asesores de AB InBev trabajaron en una oferta más alta, dijeron dos de las fuentes.

Goudet llamó a du Plessis el lunes por la noche y le dijo que AB InBev iba a elevar su oferta al día siguiente, según una persona al tanto. La empresa subió la oferta en efectivo de 44 libras a 45 libras por acción y elevó en 88 peniques la porción en efectivo de la alternativa que combina efectivo y acciones, un cambio que incrementaría el pago que le corresponde a Altria en US$500 millones.

AB InBev describió la nueva oferta como final, lo cual, bajo las reglas de adquisición del Reino Unido, le impide hacer otra oferta por seis meses, una decisión arriesgada que limita su capacidad para apaciguar a los accionistas.

Tanto AB InBev y SABMiller pasaron los días posteriores sondeando a los inversionistas para calibrar su opinión.

Al menos dos accionistas, incluyendo Aberdeen Asset Management PLC, se opusieron a la nueva oferta. Sin embargo, otros la acogieron. SABMiller suspendió todo el trabajo de integración con AB InBev mientras evaluaba la oferta, lo que acusó una declive en las acciones de las cerveceras.

El viernes, la junta directiva de SABMiller se reunió en la oficina de la empresa en Londres. Centerview Partners Holdings LLC, que había sido contratada por du Plessis para realizar una revisión independiente de la transacción, presentó su análisis, según una persona al tanto.

La junta votó unánimemente a favor del acuerdo, en parte porque la empresa estaba demasiado avanzada en la integración y en las aprobaciones regulatorias para rechazarla, dijo la fuente. Sin embargo, la junta dijo que sus dos mayores accionistas, Altria y la familia Santo Domingo, debían ser tratados como una clase separada y votar por separado, lo que reduce el porcentaje accionario necesario para bloquear el acuerdo de 25% a 15%, según un análisis de Stifel Nicolaus & Co.

Du Plessis calificó la decisión de la junta como “difícil” y “desafiante”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s