Amazon se prepara para vender comestibles en tiendas físicas


amazonfreshAmazon.com Inc. está ingresando de forma más profunda en el negocio de los alimentos con planes que incluyen la apertura de tiendas de abarrotes, así como puntos de distribución de paquetes, dicen personas al tanto.

La empresa de comercio electrónico de Seattle tiene como meta construir pequeñas tiendas físicas para vender productos perecederos como leche y carnes, agregan las personas. Principalmente utilizando sus teléfonos celulares o, posiblemente, pantallas táctiles en la misma tienda, los clientes pueden también pedir mantequilla de maní, cereales y otros productos de mayor duración para entrega el mismo día.

Para los clientes que buscan un proceso de compra más rápido, Amazon empezará pronto a establecer puntos drive-in a los que los clientes pueden ir con sus autos a recoger pedidos de comestibles que han realizado en línea, dijeron las fuentes. La compañía está desarrollando una tecnología de lectura de placas de autos para reducir los tiempos de espera.

Las tiendas de comestibles, conocidas internamente como Proyecto Como, se preparan por ahora exclusivamente para los clientes de su servicio de suscripción Fresh, que promete la entrega de alimentos el mismo día a horas fijas, dijeron las fuentes. La semana pasada, Amazon redujo su precio de afiliación anual de US$299 para Fresh e instituyó una cuota mensual de US$15 para los miembros de su servicio de entrega Prime de US$99.

Las nuevas tiendas están diseñadas para captar la gran proporción de personas que prefieren escoger personalmente sus productos o comprarlos en su recorrido del trabajo a la casa. Amazon tiene como objetivo competir más directamente con minoristas estadounidenses que venden comestibles a precios de descuento, así como con Wal-Mart Stores Inc., que recientemente ha estado expandiendo sus propios lugares para que los clientes recojan pedidos.

Los alimentos representan alrededor de una quinta parte del gasto de los consumidores, pero las compras de comestibles en línea representan apenas alrededor de 2% de las ventas de alimentos en Estados Unidos, según Morgan Stanley Research. La firma estima que el mercado de comestibles en línea podría más que duplicarse hasta US$42.000 millones este año.

Las ventas de comestibles pueden ser cruciales para el crecimiento de la compañía, porque los estadounidenses reabastecen sus refrigeradores cada semana, y podrían ofrecer oportunidades para vender productos más rentables junto al jugo de naranja.

Los comestibles representarían el último esfuerzo de Amazon de transformar un nuevo mercado convirtiéndose en eje central para compradores y empresas. Amazon asumió un liderazgo precoz en la computación en la nube, y se ha diversificado en la fabricación de sus propias marcas de ropa, refrigerios, electrónicos de consumo, videojuegos y películas.

Las tiendas físicas son la adición más reciente al arsenal de Amazon después de dos décadas de centrar su negocio en torno a la operación en línea. El año pasado, el minorista electrónico abrió su primera librería en Seattle, y planea un puñado más a lo largo de EE.UU. La empresa está considerando otros conceptos de tiendas físicas, incluyendo una para vender sus dispositivos de consumo, dijeron dos de las fuentes.

La primera de las tiendas de comestibles puede ser inaugurada en pocas semanas en Seattle, dijo una de las fuentes. Documentos dados a conocer por el sitio de tecnología GeekWire indican que la compañía está detrás de un local que se está construyendo en esa ciudad, en donde los clientes podrían programar ventanas de 15 minutos para recoger sus pedidos.

Además de Wal-Mart, Amazon se enfrenta a un amplio grupo de competidores en la entrega de comestibles en EE.UU., desde la cadena nacional de supermercados Safeway Inc. hasta empresas regionales como FreshDirect LLC.

Amazon está teniendo cuidado de evitar la suerte de Webvan Group Inc., una empresa de comestibles en línea que durante el auge de las puntocom quemó más de US$800 millones en menos de tres años, salió a bolsa, se declaró en quiebra y luego se cerró. Varios ex ejecutivos de Webvan trabajan hoy en Amazon.

La entrega de comestibles es más compleja que la de paquetes promedio. Las tiendas de abarrotes deben mantener los alimentos fríos, gestionar pedidos grandes y programar la entrega dentro de rangos de tiempo ajustados, dijo Ivan Hofmann, un consultor de la industria del transporte y ex ejecutivo de FedEx. Los conductores pueden terminar dando vueltas en círculos, anulando a cualquier ganancia.

“Existe una variabilidad limitada en el modelo de entrega de comestibles. Esa va a ser siempre una entrega más costosa, y no se presta fácilmente a las economías de escala como lo hacen los paquetes”, dijo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s