Draghi insinúa que el BCE extenderá sus compras de bonos


Mario DraghiEl Banco Central Europeo decidió el jueves mantener las tasas de interés sin cambios, cumpliendo las previsiones del mercado que apuntaban a que la entidad no modificaría su política ante la gradual aceleración de la inflación en la eurozona.

De esta forma, el banco central decide mantener las tasas de interés de referencia en el mínimo histórico del 0%, donde permanecen desde marzo, y el interés de los depósitos en -0,4%, lo que implica que los bancos deben pagar por dejar su dinero custodiado en el BCE.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, insinuó el jueves que los responsables de la política monetaria de la entidad podrían ampliar su programa de compras de bonos más allá de la fecha de vencimiento prevista para marzo, pero no ofreció un compromiso claro para hacerlo.

Draghi compareció en una rueda de prensa tras la decisión del banco central de mantener intactas las tasas de interés en el mínimo histórico del 0%, en el que permanecen desde marzo. El BCE también dejó sin cambios las tasas de los depósitos en el -0,4%, lo que significa que los bancos pagan por dejar su dinero en el banco central.

“Seguiremos actuando, si está justificado, empleando todos los instrumentos disponibles dentro de nuestro mandato”, afirmó Draghi.

Draghi señaló que aunque la economía de la zona euro se dirige hacia “una recuperación moderada pero estable”, los indicadores disponibles desde la última vez que se reunió el consejo de gobierno del BCE en septiembre “confirman la necesidad de preservar la cantidad sustancial de apoyo monetario que (…) es necesaria para garantizar una vuelta de la inflación a niveles inferiores pero cercanos al 2% sin un retraso injustificado”.

La tasa de inflación anual de la eurozona fue sólo del 0,4% en septiembre.

La mayoría de los economistas esperan que el BCE prolongue su programa de estímulos en al menos seis meses, un impulso que equivaldría a casi 500.000 millones de euros en compras de bonos adicionales.

Sin embargo, cualquier ampliación de la expansión cuantitativa generaría espinosas cuestiones políticas. Exigiría relajar las estrictas reglas que se ha autoimpuesto el BCE. Sin esa relajación, el BCE corre el riesgo de quedarse sin bonos que comprar. Pero flexibilizar las normas podría considerarse como un subsidio para determinados gobiernos.

Draghi señaló que el personal del BCE está examinando de nuevo en estos momentos el diseño del programa de expansión cuantitativa y se espera que presenten sus resultados en diciembre. También informó de que el consejo de gobierno analizarán nuevas previsiones de crecimiento e inflación hasta 2019 en su reunión del 8 de diciembre.

Durante el anuncio de la decisión sobre las tasas de interés, el banco también reiteró que espera que el precio del dinero “siga en los niveles actuales o más bajos durante un periodo prolongado de tiempo, hasta bastante más allá del horizonte de las compras netas de activos”. El BCE confirmó que su programa de compras a gran escala por 80.000 millones de euros al mes está concebido para durar hasta el final de marzo de 2017 o más allá, si fuera necesario, y, “en cualquier caso, hasta que se vea un ajuste sostenido en la senda de la inflación coherente con su meta de inflación”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s