El BCE extiende estímulo y mantiene las tasas de interés sin cambio


bceEl Banco Central Europeo anunció su decisión de mantener sin cambios las tasas de interés y de prorrogar el programa de compras de activos —QE, por sus siglas en inglés— en nueve meses hasta finales de 2017.

El banco central dijo que mantendrá dicho programa en 80.000 millones de euros hasta marzo de 2017, como estaba previsto, para después reducirlo a 60.000 millones de euros entre abril y diciembre.

Durante la rueda de prensa habitual, el presidente de la entidad, Mario Draghi, dijo que la decisión adoptada el jueves no supone un movimiento de “retirada” gradual del programa de compras.

“La retirada [de los estímulos] no se ha discutido hoy”, afirmó. “La presencia del BCE en los mercados seguirá ahí mucho tiempo”.

“Es menos de lo que se esperaba y toma a los mercados desprevenidos”, dijo Patrick O’Donnell, gestor de inversiones en Aberdeen Asset Management.

Como la zona euro está a punto de entrar en un año de citas electorales importantes y los partidos contrarios al sistema están recibiendo más respaldo de la ciudadanía, los inversionistas esperaban que el BCE optara por un enfoque cauto en lo referente al programa de compras de bonos y mantuviera la cantidad mensual a comprar.

No obstante, el banco se dio cierto margen de maniobra para revertir la decisión de comenzar a retirar los estímulos en 2017 en caso de que surjan sorpresas indeseadas.

“Si, mientras tanto, la perspectiva se vuelve menos favorable o si las condiciones financieras dejan de ser coherentes con el progreso hacia un ajuste continuo del ritmo de la inflación, el consejo de gobierno tiene intención de aumentar el programa en tamaño y/o duración”, dijo Draghi.

El presidente del organismo añadió que no se ha discutido una reducción de la cuantía del programa en caso de que la economía evolucione mejor de lo previsto.

Sin embargo, sí reconoció que el consejo de gobierno ha considerado extender en seis meses el programa de compras de bonos al ritmo actual, aunque ha habido un “consenso muy, muy amplio” a favor de la alternativa aprobada.

Para lograr la extensión, el BCE ha decidido modificar las reglas que rigen el programa de forma que ahora podrá comprar bonos con un interés inferior al de los depósitos, fijado en -0,4%. Además, el vencimiento restante de los bonos aptos para el programa podrá ser de un año en lugar de dos.

Para justificar la extensión, Draghi dijo que aunque el “modesto” crecimiento de la zona euro se está afianzando, las presiones inflacionistas siguen siendo “moderadas”. La inflación de la zona euro ha estado casi cuatro años por debajo del objetivo de la entidad de un nivel justo por debajo de 2%, situándose en 0,6% en noviembre.

Los economistas del BCE prevén que la inflación se acelerará en 2017 y 2018, y seguirá por debajo del objetivo en 2019, cuando se situará en 1,7%.

“Debemos perseverar”, dijo Draghi en respuesta a dicha previsión.

La entidad monetaria señaló que las tasas de interés se mantendrán en el nivel actual —del 0% para la tasa general y -0,4% para el interés de los depósitos— o por debajo durante un tiempo prolongado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s