Opinion: Trump se resiste al cambio de era.


trump1Es lo más destacado, y también lo más peligroso para la economía estadounidense que hemos visto en este primer mes de presidencia de Trump: La mayoría de las medidas tomadas por el nuevo presidente, -y más aún, sus pronunciamientos-, son profundamente involucionistas. Se resisten al cambio de los tiempos, pretenden inútilmente volver al pasado. En lo referido a sostenibilidad y medio ambiente, Trump comenzó retirando del website de la Casa Blanca toda mención al cambio climático, después nombró como responsable de la Agencia de Medio Ambiente (EPA) a Scott Pruitt, una persona que ha basado toda su carrera política en atacar las medidas de protección medioambiental.

Y como guinda, la semana pasada, -mediante decreto-, retiró del mapa las medidas de protección de vertidos a las aguas de los ríos que estableció Obama. Vamos un poema. Creer que dar un balón de oxigeno al carbón y “alas” al petróleo es ayudar a esta economía, es un disparate. Los subsidios públicos no deben ir a abrir minas de carbón sino a mantener si hace falta a los mineros, mientras se les proporciona algún tipo de trabajo más vinculado con la economía del futuro. Similar resistencia al cambio de era es la que manifiesta Trump con sus ideas anti globalización y anti inmigración, -que tanto preocupan en Wall Street- . Por supuesto que el objetivo del gobierno estadounidense y de todos los gobiernos del mundo los próximos años deberá ser buscar la forma de que la globalización beneficie a todos los ciudadanos, y no solo a unos pocos, -que es la razón que ha alimentado los populismos que sufrimos hoy-, pero creer que la solución a ese problema es volver al pasado y encerrarse en un proteccionismo comercial trasnochado y perdedor, es lamentable. Porque el tema no es si la globalización sigue adelante o no, -esa pregunta está obviamente contestada-, la interrogante es “con cuánto Estados Unidos” se hará la globalización económica de los próximos años.

Tema por cierto, al que va necesariamente unido mantener una política de inmigración abierta, progresista y ganadora, -que no impide proteger las fronteras-, que permita la entrada de talento y de gente que quiere mejorar su vida trabajando duro en lo que sea. Vamos lo que siempre ha sido Estados Unidos, “que hasta la fecha es grande”, y que debe seguir siéndolo también, en la era de la economía globalizada; La gran inclusión de Asia y Africa al desarrollo; La sostenibilidad; Las energías limpias; Las nuevas tecnologías; Y la inteligencia artificial….y “no artificial”. Vamos la de siempre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s