Opinion: Muy lenta la ejecución


Es preocupación en ascenso en Wall Street, el que cada vez es más evidente el serio problema que tiene Donald Trump  y su equipo, a la hora de ejecutar, de implementar, o poner en pie sus decisiones. Parece obvio, que el fuerte de Trump está en hacer el show con los fotógrafos, y en darle al pico y a los trinos-tuits. Pero a la hora de mostrar resultados, su marcador es especialmente pobre y modesto hasta la fecha.


En los 65 días que lleva en la Casa Blanca, Donald Trump ha sido rápido en retirarse del TPP, el Tratado Tanspacífico, -porque solo había que decir que no se seguía adelante con las negociaciones-, o también en mandar retirar toda alusión al cambio climático de cualquier papel presidencial, -vamos lo fácil-. Pero a la hora de escribir una acción ejecutiva sobre inmigración, lo suficientemente sofisticada para que no pudiese ser revertida por los tribunales, Trump fallo soberanamente.

Y esta pasada semana al no haber conseguido poder revertir la llamada ley de salud, “Obamacare”, por no tener los votos suficientes dentro de su propio partido republicano, – que tiene mayoría en ambas cámaras-,  es un fracaso de tal calibre, que a Wall Street le preocupa, que va a pasar ahora con los supuestos cortes de impuestos y de regulaciones.

Trump repitió hasta la saciedad que retiraría el Obamacare el primer día que entrase en la Casa Blanca.  El partido republicano y en concreto la cabeza de la Camara de Representantes, Paul Ryan,  han tenido siete años para pensar y preparar con que iban a “repudiar y repeler”, -como les gusta decir-, su odiado “Obamacare”, que ha dado un plan de salud a casi treinta millones de estadounidenses que no lo tenían hasta entonces. Pero curiosamente llegado el momento, no han conseguido ponerse de acuerdo entre ellos, y ciertamente el “supuesto liderazgo negociador” de Trump, ha quedado muy mal parado.

Es difícil exagerar el estrepitoso fracaso que este tema del viernes supone para la Casa Blanca. Y eso es lo que inquieta a los que más han creído en Wall Street, en que la Presidencia de Trump, traería algo bueno para los mercados, -ya saben, lo del recorte de regulaciones y de impuestos para corporaciones-. La ley de Reforma Fiscal, va a ser mucho más difícil de negociar  que la de salud, porque las discrepancias entre lo que “desean” unas corporaciones y otras, son mucho más complejas de lo que Trump seguramente tiene en mente. Vamos que para no alargarme más y dejarles “con mi punto de hoy”,  lo de la preocupación con “la ejecución”, va a ser seguro, algo en ascenso en estas bolsas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s