EL MERCADO ESTA SEMANA


Esta semana, el nerviosismo político que se venía plasmado durante las previas, sin tener un gran impacto sobre el comportamiento bursátil, finalmente tomó raíz a media semana. Es así que el S&P 500, que cerró el martes pasado por primera vez en su historia por encima de 2,400 puntos, no pudo sustentar dicho nivel ajustándose rápidamente hacia 2,357 puntos tras que se reportase que el Presidente Trump entregó inteligencia obtenida por Israel a las autoridades rusas durante su visita la semana anterior. Entre medio también se filtró otro informe de prensa en el cual se argumentó que Trump habría formalmente instado al ex Director del FBI, James Comey, que parase toda investigación relacionada con Rusia y su campaña política, injiriendo con ello intervención política indebida y obstrucción judicial. Sin embargo, dado el rápido desenvolvimiento de eventos el Departamento de Justicia inmediatamente nombró a Robert Mueller fiscal independiente para que continúe con el proceso de investigación acerca de los alegatos de prensa que se vienen realizando permitiendo que el mercado bursátil estadounidense tomase calma y tracción cerrando la semana en 2,382 puntos a medida que los fundamentales vuelvan a tomar relevancia.

Sin embargo, el mercado estadounidense no fue el único afectado por el embate político, sino que también vimos como el de Brasil se desajustó -8.2% en la semana a medida que la inversión golondrina saliese rápidamente de dicho país buscando refugio en instrumentos soberanos de países desarrollados tras que el Presidente Michel Temer habría sido grabado condonando pagos indebidos por parte de empresarios asociados a la industria de la carne al encarcelado Eduardo Cunha, persona quien estuvo a cargo del “impeachment” de Dilma Rousseff el año anterior en el Congreso brasileño para luego ser el mismo encarcelado por actos de corrupción.

Es bajo este escenario que vimos como la tasa soberana a 10 años en Estados Unidos se comprimió hacia 2.19% a medida que la aversión al riesgo tomaba forma transitoria para luego cerrar la semana en torno a 2.24%. Por su parte las empresas del S&P 500 siguieron registrando cifras por encima de las expectativas de mercado, marcando un crecimiento en ventas del orden de 7.7% y en utilidades de 13.9% en relación a igual trimestre del año anterior. No sólo tuvimos un buen crecimiento en ventas por metro cuadrado equivalente de Home Depot sino también del gigante Walmart, sustentando con ello que la demanda interna sigue robusta entrando al segundo trimestre del año.

Por el lado macroeconómico tuvimos datos dispares tras que la producción industrial mostrase un buen dinamismo del orden de 1.2% sin embargo, el índice de manufacturas de Nueva York se contrajese una vez más. Entre tanto los bancos centrales de Chile y México optaron por cambiar sus tasas de política monetaria en dirección opuesta. En el caso chileno éste decidió recortar su tasa en 25 puntos base hacia 2.5% mientras que el instituto emisor mexicano aumentó su tasa en 25 puntos base dejándola en 6.75% a medida que la inflación sigue con tendencia alcista. Por su parte, en Irán el pasado viernes el actual Presidente, Hassan Rouhani, logró una amplia victoria sobre Ebrahim Raisi cuya tendencia política se fundamentaba sobre un islamismo más conservador.

Esta semana, en Estados Unidos el foco continuará sobre la palestra política a pesar de que Trump está fuera del país viajando a través de Arabia Saudita, Israel y el Vaticano siguiendo con la conferencia de la OTAN en Bélgica para finalizar la travesía reunido con los mandatarios del G7 en Italia que lo mantendrá en el extranjero desde el 19 hasta el 27 de mayo. El sabado Trump fue recibido con honores y galardones por parte de la Familia Real saudita para luego firmar una serie de acuerdos de cooperación con dicho gobierno incluyendo un contrato de US$100 mil millones en armamento militar. Y este domingo Trump se dirigió a más de 50 líderes de naciones musulmanes ofreciendo una asociación de cooperación franca y amplia con el afán de combatir al islamismo radical. La travesía continuará mañana por Israel para luego visitar el Vaticano siguiendo un peregrinaje pseudo religioso a través de los principales centros religiosos que priman en el Medio Oriente. Por el lado macroeconómico habrá una secuencia de intervenciones verbales por distintos miembros de la Reserva Federal antes y después de la publicación del acta de la última reunión de política monetaria, documento que será formalizado el próximo miércoles 24 de mayo. También se conocerán los datos de viviendas nuevas y usadas conjuntamente con las ordenes de bienes duraderos y la segunda lectura del crecimiento del PIB del primer trimestre del año estimado en 0.8% (desde 0.7%). A nivel mundial se publicarán los datos preliminares PMI de actividad económica dándonos una sensación acerca del dinamismo que conllevan las economías desarrolladas durante el segundo trimestre del año. Por su parte en Alemania e Inglaterra también se publicarán las segundas lecturas de su crecimiento económico y se conocerá la lectura de inflación de Japón. Este último dato será analizando detalladamente ya que aun cuando la economía se expandió 2.2% durante el primer trimestre del año la inflación general anualizada se encuentra en 0.2% mientras que la subyacente, aquella que excluye los alimentos y energía, está en territorio negativo al -0.1%.

Finalmente, el próximo 25 de mayo la OPEP formalmente, junto a Rusia y otros países, deberá extender el recorte de producción petrolera hasta entrado marzo del 2018. Sin embargo, puede que Irán, Libia y Nigeria pidan exenciones adicionales en lo que resta del año para aumentar su producción. Entre medio también faltará saber las conversaciones que habría tenido Trump con los mandatarios de Arabia Saudita pudiendo alterar la decisión de la OPEP en cuanto a plazos y montos prescritos. En el frente empresarial llegaremos formalmente al cierre de la temporada de utilidades trimestrales quedando a la espera de los resultados de Best Buy, Burlington, Costco, Lowe’s y Tiffany’s entre varias otras.

Esta semana la aversión al riesgo fue finalmente gatillada por las progresivas acusaciones de que el Presidente Trump habría aparentemente, según medios de prensa, obstruido la investigación entre sus directores de campaña y el gobierno ruso tratando de influir en la decisión del ex Director del FBI, James Comey, en febrero pasado. En pos de resguardar autonomía en el proceso de investigación el Departamento de Justicia decidió asignar un fiscal independiente para que continúe las investigaciones y pueda finalmente dirimir si hubo o no delito en el proceso por parte de Trump. El asignado, Robert Mueller, fue fiscal con antelación y también ex Director del FBI entre los años 2001 al 2013, algo inusual ya que los mandatos son sólo por 10 años. Esta asignación viene en un momento crucial ya que las acusaciones de los medios de prensa en contra de la actuación de Trump continuaron sugiriendo que inclusive el Presidente sabía que Michael Flynn, el destituido Director Nacional de Seguridad, estaba bajo investigación y aun así fue designado en dicho cargo. Sin embargo, la discusión, que continuará siendo noticia en los próximos días, será si es que hubo o no un delito por Trump en el contexto donde inclusive Comey testificó bajo juramento frente al Congreso, un par de meses atrás, que no había recibido ninguna presión para cerrar casos de investigación abiertos producto de la campaña política. Añadiendo leña al fuego Trump argumentó que estaba sufriendo una “cacería de brujas” y negó públicamente que le pidió al ex Director del FBI, James Comey, que parase cualquier investigación relacionada a Rusia. No obstante, durante su primer viaje internacional Trump tendrá que continuar dando explicaciones del proceso que iniciará el fiscal independiente Mueller esta semana y que podría acarrear otra serie de titulares asociados a la investigación.

En relación a Brasil, sin duda alguna, que el brusco movimiento cambiario producto de la crisis política generada en la cabeza del gobierno conjuntamente con un gobierno debilitado tendrán incidencia sobre las reformas estructurales hasta nuevo aviso, (o nuevo gobierno), y un impacto económico de corto plazo. Para poner aquello en contexto el Real a media semana se depreció desde R$3.09 hacia R$3.38 para luego revertir parte de las pérdidas hacia el viernes cerrando en R$3.25. Sin embargo, debemos tomar en consideración que el Banco Central de Brasil, con una tasa de inflación en torno a 4.1%, actualmente por debajo de la meta de 4.5%, podrá seguir bajando su tasa de instancia monetaria desde el actual 11.25%. El mercado estimaba hasta la semana anterior que la tasa a finales de año podría llegar a 8.5%, sin embargo, puede que dicho escenario base haya cambiado algo en las últimas horas tras la fuerte depreciación del real. Habiendo señalado aquello la producción industrial va tomando tracción entrando en territorio positivo hacia 1.1% ratificando que las bajas en la tasa de instancia monetaria están teniendo impacto positivo sobre el dinamismo que conlleva la economía.

En en el plano internacional, la tasa de desempleo en Francia cedió desde 10% hacia 9.6% alcanzando su menor nivel desde el año 2012 mientras que las ventas retail en el Reino Unido se expandieron sustancialmente el mes anterior hacia 4% (desde 2%). Por el lado europeo la inflación regional del mes de abril se ratificó en 1.9% mientras que la tasa de desempleo en Inglaterra cedió hacia 4.6% alcanzando su nivel más bajo desde 1975.  A su vez, en la semana los distintos candidatos para las elecciones inglesas del próximo 8 de junio presentaron sus “Manifiestos” con los que guiarán sus gobiernos. La Premier, Theresa May, lleva la delantera en las encuestas buscando consensuar un parlamento que le brinde apoyo durante las negociones que se llevarán a cabo con sus pares europeos. Por su parte la economía japonesa se expandió de manera más acelerada durante el primer trimestre del año pasando hacia 2.2% (desde 1.7%) con ello permitiendo que la paridad dólar – yen se haya apreciado considerablemente dejándola en ¥111.3. Por su parte, en China los precios de los bienes inmuebles se desaceleraron nuevamente pasando hacia 10.7% desde 11.3%.

Entre tanto en la semana el Banco Central de Chile decidió recortar su tasa en 25 puntos base hacia 2.5% dado que la inflación general, actualmente en 2.7%, sigue girando por debajo de su meta inflacionaria de 3% a medida que se economía continúa mostrando signos de un proceso de ralentización. Por su parte el instituto emisor mexicano aumentó su tasa en 25 puntos base dejándola en 6.75% ya que la inflación general y subyacente, siguen con tendencia al alza cerrando abril en 5.8% y 4.7%, respectivamente, ambas por encima de la meta de 3% que tienen las autoridades mexicanas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s