PETROLEO: DIFICIL FUTURO


No vienen buenos tiempos para el petróleo, al menos no para las grandes petroleras míticas estadounidenses, que han campado como reyes por parte de este siglo y el anterior. Se acabo lo que se daba. Estamos en otros tiempos. El futuro es de las energías limpias y renovables, de los paneles solares, de los molinos eólicos, de los coches eléctricos, y de ahí para adelante. Pero es que además, el presente, -en este periodo de transición de lo sucio a lo limpio-, es sobre todo del gas y de los pequeños productores de petróleo enquisto estadounidenses, que en los ultimos anos han bajado de forma espectacular sus costes, y que ahora mismo, en cuanto el precio del petróleo esta a poco mas de cuarenta dólares, ya les resulta rentable poner en funcionamiento sus taladros, y colocarlo en el mercado.

Todo lo anterior explica porque esta pasada semana tras la reunión de la OPEP en la que se acordó mantener la reducción de producción otros nueve meses mas en 1,8 millones de barriles diarios, el precio del petróleo lejos de subir cayoun 5% justo el dia de ese anuncio. Y es que el mercado para quedarse tranquilo en la reducción de demanda que deseaba, necesitaba bastante mas que eso. Hace solo unos meses, ese tipo de acuerdo hubiese sido acogido mas que favorablemente, pero ahora es obvio que no fue asi.

De nada sirve que Donald Trump se este moviendoen contra de donde van los nuevos tiempos,favoreciendo a las industrias de combustibles fosiles,   -esta seman sabremos por cierto, si mantiene o no los compromisos que firmo Obama en la Cumbre del Medio Ambiente en Paris-, pero haga lo que haga Trump, el mundo entero, -incluido Estados Unidos, tan pronto como cambie esta Administración cion-, esta absolutamente determinado a preservar el planeta, y a no seguir contaminándolo mas. Al menos no con la misma velocidad e intensidad, con la que se ha hecho hasta ahora. Objetivo, que pasa por ir hacia un mundo que empuja/favorece un tipo determinado de combustibles, y va prescindiendo/”se lo pone mas difícil” a otros. Las grandes empresas estadounidenses de petróleo, deberían haberse preparado para el nuevo escenario, desde hace tiempo, reconvirtiéndose en empresas de todo tipo de energía. No lo han hecho. Empiezan a pensárselo solo ahora. Puede que aun haya remedio, pero necesitan cambiar con rapidez su vision de la jugada. La caída del valor de las acciones del sector, tiene que ver con esas circunstancias, en las que el mercado ve el futuro del petróleo cada vez mas difícil. Vamos, que lo probable ahora mismo, es que los mejores tiempos del petróleo ya hayan quedado atrás.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s