CHINA, AUTOS ELÉCTRICOS, Y FUTURO


Por si se les hubiese pasado la noticia, -que seguramente no habrá sido así-, Volvo anunció que a partir de 2019 lanzará solo automóviles eléctricos o híbridos, e irá paulatinamente retirando los modelos de combustión tradicional. Vamos que la decisión de apostar por un futuro de automóviles eléctricos no contaminantes esta tomada. La empresa pretende haber vendido un millón de ese tipo de automóviles para 2025, y “así es como lo vamos a conseguir” decía ese día su CEO Hakon Samuelsson. Volvo forma parte de la empresa china Geely, y entre 2019 y 2021 lanzara cinco modelos totalmente eléctricos nuevos, tres para Volvo y dos para Polestar, la marca de lujo o gama más alta en automóviles eléctricos de la casa. China esta absolutamente decidida a ser líder de energías renovables en el futuro, y esta haciendo todo lo que tiene que hacer desde las instancias públicas y las empresas vinculadas a su área de influencia para que eso sea así.

El importantísimo tema de las baterías eléctricas asequibles en precio, con el que pelean en el ámbito privado, y sin ninguna ayuda gubernamental, empresas como Tesla en Estados Unidos, es un terreno que no hace falta ser adivino para saber que será, -lo es ya hoy-, un tanto que se apuntara la economía china en la próxima década, en la que todos los automóviles del mundo irán hacia esa condición de eléctricos o híbridos. La economía China va en dirección de ganar el futuro.

Y nos ponemos aquí una vez mas en el torpe objetivo de Trump de intentar alargar la vida del carbón y de los combustibles fósiles, que tienen sus días absolutamente contados como nos hacer ver decisiones como esta de Volvo y mas aun, de los propios consumidores, que tienen ya decidido hacia donde quieren ir cuando tengan elección. Y el momento de tener elección, es decir el momento en el que los costes de las energías solares, eólicas, las baterías eléctricas, etc, etc, se hagan mas asequibles, esta ya a la vuelta de la esquina.

Mientras tanto en Estados Unidos, donde hay tantas iniciativas privadas pioneras y brillantes, que si contaran con un mínimo de empuje y apoyo gubernamental, estarían en posición de ser líderes globales, resulta que tenemos el “viento en contra”, de una Casa Blanca mal guiada, que no solo obstaculiza al máximo ese futuro, sino que además esta embarcada en una cruzada, -“misión imposible” tan perdedora como patética en sus intereses-, para salvar a la vieja economía de los combustibles fósiles

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s