LOS MERCADOS ESTA SEMANA


A pesar de una desaceleración en la demanda interna estadounidense entrando al tercer trimestre del año acompañados de menores presiones inflacionarias, sentimiento del consumidor y ventas retail en el mes de junio, en la semana se registró una contrarotación bursátil en los portfolios de inversión pasando del sector financiero en pos de los sectores de energía y tecnología permitiendo con ello que los índices accionarios estadounidenses a sus máximos históricos con el Dow cerrando en 21,368 puntos, el S&P 500 en 2,459 puntos y el Nasdaq en 6,313 puntos. Entre medio los comentarios de la Presidenta de la Reserva Federal (FED), Janet Yellen, argumentando acerca del “inusual” proceso de desinflación que se viene registrando en la economía y la casi imposibilidad de alcanzar una tasa de expansión de 3% propuesta por la administración Trump hizo que la tasa a 10 años transitoriamente se comprimiese por debajo de 2.3% para luego repuntar hacia 2.33% hacia el cierre de mercado.

Entre tanto, frente a ese escenario macroeconómico más disímil, la probabilidad de que la FED suba la tasa de política monetaria en diciembre en 25 puntos base para dejarla en 1.5% cedió por debajo de 50% quedando a la espera de nuevos datos que ratifiquen una reaceleración durante el segundo semestre del año. Por su parte las principales instituciones financieras del país reportaron sus resultados trimestres por encima de las expectativas de mercado, no obstante, los agentes de inversión encontraron razones suficientes para tomar utilidades tras que las acciones en dicho sector habían subido casi 7% en el mes de julio.

La dinámica de los resultados de la banca fue muy similar ya que las carteras crediticias continuaron expandiéndose saludablemente, el otorgamiento de crédito automotriz se ha desacelerado significativamente y las carteras trading sufrieron de la caída en volatilidad registrada. De hecho, el viernes pasado el índice de volatilidad (VIX) cayó hacia su nivel más bajo histórico cerrando en 9.61 puntos apuntando a que los próximos 30 días no habría ninguna incertidumbre latente que pueda alterar el direccionamiento que lleva el mercado bursátil. En el frente internacional en Francia los Presidentes Donald Trump y Emmanuel Macron hicieron un inusitado intercambio de saludos y abrazos durante el Día de la Independencia de dicho país. Macron demostró la calidad francese de la diplomacia siendo que un par de horas antes de la llegada de Trump desplegase un discurso en pos de un mundo globalizado. Sin embargo, en el frente político interno la familia Trump estuvo a traspié a medida que se fueron conociendo los detalles de una reunión con personajes rusos durante la campaña electoral donde se habría ofrecido información sensible acerca de Hillary Clinton. Finalmente, vimos un repunte en el precio del petróleo a pesar que Arabia Saudita publicase cifras que ratificaban mayor producción mensual de aquella que se había acordado a finales del año anterior. El precio del crudo subió 5% cerrando en US$46.5 el barril. En dirección opuesta vimos como los precios del trigo y maíz cedieron -4%, respectivamente.

Esta semana en Estados Unidos sólo habrá un par de datos relacionados al sector inmobiliario sin intervenciones verbales por parte de los miembros de la FED ya que a partir del lunes entrarán en el periodo de silencio hasta la reunión de política monetaria del próximo 25 y 26 de julio. En Europa no sólo se publicará el dato oficial de inflación (1.4%) sino que también el de crecimiento de la base monetaria y el otorgamiento de crédito dando paso a la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo. En esta instancia los agentes de mercado estarán atentos a la intervención de Mario Draghi tras que desde su último discurso público del pasado 26 de junio las tasas de los bonos alemanas se han encumbrado casi 30 puntos base. Esta será la primera intervención formal que tendrá Draghi para clarificar y rectificar sus comentarios delineando con mayor claridad cuál es la visión inflacionaria del instituto emisor.

Adicionalmente, se anunció que Draghi será uno de los principales exponentes en la conferencia anual de Bancos Centrales de Jackson Hole, Wyoming, donde seguramente planteará el recorte de su programa de liquidez a partir del año 2018. En el Reino Unido se publicarán los datos de ventas retail que serán analizados detalladamente dada la desaceleración que viene registrando su economía. La siguiente reunión del Banco Central de Inglaterra será a principios de agosto. Por su parte en Japón también habrá reunión de política monetaria incluyendo un recambio en su comité. Esta será la primera vez que se espera que haya consenso dentro del BOJ en relación al programa de liquidez que vienen implementando. Los dos votos disidentes fueron remplazados en las últimas semanas. China también estará en la palestra noticiosa en un par de horas más, ya que se publicarán los datos del crecimiento del PIB del segundo trimestre, (6.8% estimado), producción industrial (6.5% estimado) y ventas retail (10.6% estimado). Sin embargo, el foco bursátil estará en el centenar de empresas que estarán reportando sus resultados del segundo trimestre entre las cuales se encuentran Bank of America, CSX, Ebay, GE, Goldman Sachs, IBM, Johnson and Johnson, Microsoft, Morgan Stanley, Netflix, Sherwin-Williams, Travelers, United Health y Visa entre muchas otras.

Uno de los principales acertijos con los cuales están teniendo que lidiar los agentes de inversión tiene que ver con la combinación de datos macroeconómicos que se vienen registrando denotando un menor crecimiento y un mercado que sigue trepando sin volatilidad alguna. El pasado viernes dentro de los datos que se publicaron vimos como la inflación general cedió hacia 1.6% (desde 1.9%) mientras que la inflación subyacente se mantuvo en 1.7% por segundo mes consecutivo. Por su parte la producción industrial se expandió marginalmente hacia 2% de 1.9% mientras que las ventas retail sufrieron un traspié no menor al crecer del orden de 2.9% desde 4.1%. A ello hay que sumarle que el sentimiento del consumidor también se refugió en 93.1 puntos desde 95.1 puntos bajo el entendimiento y la preocupación de un estado político disfuncional donde ha costado implementar cualquier tipo de reforma en los meses que lleva la administración Trump. A este punto la FED de Atlanta ha estimado, con los datos recientes, que la economía se habría expandido del orden de 2.4% durante el segundo trimestre del año (desde el 1.4% registrado el primer trimestre del año) siendo que empezamos el trimestre con una proyección más cercana a 4%. Entre medio Yellen seguramente en su última intervención frente al Congreso argumentó que el instituto emisor empezará el recorte de su posición financiera en los próximos meses siguiendo con un gradualismo monetario que no ponga en riesgo el endeble crecimiento que viene registrando la economía. Lo que si llamó la atención y seguramente pondrá en riesgo su segundo mandato serán los comentarios relacionados a la imposibilidad de llevar la economía hacia un crecimiento más robusto adoptando el programa económico planteado por la administración Trump sin generar desequilibrios inflacionarios. Yellen argumentó que aún hay demasiada incertidumbre en el frente político que podrían incidir sobre la demanda interna del país.

En el frente empresarial Amazon ratificó que la demanda a través de sus ofertas en Prime Day habrían superado los US$1 mil millones en ventas alcanzando su mayor nivel histórico contra argumentando con ello algunos de los datos macroeconómicos que se registraron en la semana. Esto permitió que el precio de dicha acción se haya encumbrando por encima de US$1,000 por acción. Entre medio JP Morgan reportó resultados trimestrales que superaron las expectativas con creces alcanzado utilidades por acción de US$1.82 versus US$1.58 estimado. La empresa señaló que la cartera crediticia continuó expandiéndose del orden de 8% año a año mientras que los ingresos por trading cedieron -14% algo que ya venían anunciando las distintas entidades financieras. Por su parte Citigroup registró US$1.28 por acción registrando un crecimiento en su cartera crediticia de 2% y una caída en sus resultados de trading de renta fija del orden de -6%. Finalmente, Wells Fargo cifró US$1.07 por acción registrando un crecimiento del orden de 1% en su cartera crediticia mientras que los ingresos de trading cedieron del orden de -45% en relación a igual trimestre del año anterior. Varias de las instituciones argumentaron que la caída se debió en gran parte a la falta de volatilidad bursátil y que la reciente alza de tasas les había favorecido los ingresos provenientes de intereses. Esta semana estarán reportando casi 70 empresas del S&P 500 donde se estima que el crecimiento en ventas será del orden de 4.8% y las utilidades se estarían expandiendo del orden de 6.8%.

En Europa la producción industrial se expandió del orden de 4% (desde 1.2%) ratificando el buen dinamismo que conlleva dicha economía. Por su parte en el Reino Unido la tasa de desempleo alcanzó su menor nivel en 42 años cerrando el mes anterior en 4.5% (desde 4.6%). A diferencia de lo que venía ocurriendo en meses anteriores el salario medio subió hacia 2% (desde 1.7%) siendo que aún la inflación sigue girando en torno a 2.9%.

En China las exportaciones se expandieron hacia 11.3 % (desde 8.7%) mientras que las importaciones lo hicieron desde 17.2% (hacia 14.8%) a medida que la expansión de nuevos créditos se mantuvo en 12.9% por segundo mes consecutivo. En India la inflación se desaceleró aún más hacia 1.5% (desde 2.2%) mientras que la producción industrial siguió el mismo camino hacia 1.7% (desde 2.8%).

Finalmente, en la región el ex Presidente brasileño, Inácio Lula da Silva, fue condenado a casi una década de encarcelamiento tras ser formalizado por actos de corrupción. Aun cuando Lula tiene varias instancias para apelar dicha condena lo que aparentemente estaría claro es que éste no podría presentarse a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en octubre del próximo año, siendo que venía liderando las encuestas políticas. En el frente macroeconómico el Banco Central de Perú optó una vez más rebajar su tasa de instancia monetaria en 25 puntos base dejándola en 3.75% argumentando que la inflación debiese continuar cediendo en los meses que vienen a medida que los shocks inflacionarios del primer semestre se van disipando. Por su parte la clasificadora de riesgo S&P rebajó la nota crediticia de Chile hacia A+ desde AA- tras que en enero de este año pusiese al país en “negative watch” bajo el entendimiento que la economía se venía desacelerando y la situación fiscal se deterioraba.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s