LOS RÉCORDS DE WALL STREET


Hemos arrancado 2018 en los mercados neoyorquinos con récords en los principales índices, que nos llevan a 2003 para encontrar un comienzo de ano tan positivo. Por otro lado, y si nada se tuerce, en los primeros días del próximo mes de marzo, estos mercados llegarán a su noveno año “bull”. Hay en este punto aquí analistas que creen que no tardaremos en ver un cambio de dirección, y otros que piensan que el mercado tiene aun combustible para seguir al alza un tiempo. Yo estoy en este segundo bloque.

Por supuesto que no es descartable una marcha atrás importante, o incluso una corrección técnica, que podría surgir como consecuencia de cualquier evento geopolítico más o menos importante, y que sería incluso sana para poner algunas valoraciones en su sitio; permitir una reorganización de portafolios; y en definitiva dar un cierto respiro. Pero con independencia de eso, me parece que existen muchas razones para pensar que el mercado tiene aún recorrido al alza.

Quizás estén cansados de oírmelo, pero el “crecimiento global sincronizado”, que registra el mundo los últimos tiempos, y que pasa, por supuesto por Estados Unidos, pero además por Europa, Japón, China, y una buena parte de mercados emergentes, es sin duda un fundamental poderoso para dar combustible al mercado. El Banco Mundial revisó al alza la semana pasada su pronóstico de crecimiento mundial para 2018 hasta un 3,1%. Y un dato que expresa muy bien esta situación: se espera que en 2018 solo haya en todo el mundo, seis países en recesión, el numero más bajo en 40 años. Por otro lado, y aunque varios de los grandes bancos centrales del mundo, que han estado inundando de dinero el planeta estos últimos años para hacer frente al pobre crecimiento económico, han empezado y seguirán los próximos meses reduciendo esa aportación, lo cierto es que la liquidez global es aun bastante grande. Es decir hay todavía mucho dinero buscando donde colocarse, y eso favorece a los mercados.

Dicho lo anterior tenemos amenazas geopolíticas, que van de la disfuncional Casa Blanca estadounidense, a los nacionalismos europeos, pasando por elecciones que siempre introducen incertidumbre y que en un momento dado podrían hacer descarrilar ese panorama tan optimista que les describía mas arriba. Pero incluso ahí, es absolutamente objetivo, que los mercados los
últimos diez años se han hecho cada vez más independientes de ese tipo de amenazas, y que aunque las registran, y “utilizan”, cuando ya son un hecho, tienden a restarles atención durante los prolegómenos. Por todo lo anterior y si el escenario no se ve perturbado por algo muy distinto a lo que tenemos ahora mismo ante nosotros, la buena marcha de los mercados, -por supuesto con las rotaciones y los vaivenes propios de este tipo de situaciones-, creo yo que tiene aún un buen recorrido por delante.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.