“Paciencia, Persistencia y Prudencia”


Por estas mismas fechas, hace diez años atrás, el mundo financiero sentía los primeros azotes de lo que se convertiría en la peor crisis financiera desde la Gran Recesión tras que la Reserva Federal (FED) tendría que gestionar la quiebra de la banca de inversión Bear Stearns teniendo que financiar una inyección de US$29 mil millones y buscar que el gigante JP Morgan Chase absorbiese las operaciones de dicha organización para evitar un colapso sistémico a medida que gran parte de las instituciones financieras venían registrando pérdidas que emanaban de la sobre extensión y exposición al mercado inmobiliario a través de instrumentos financieros denominados mortgage backed securities (MBS). Los meses siguientes la calma transitoria volvió a los mercados bursátiles sin embargo, ya el riesgo inherente dentro del sistema financiero mundial se dejaba sentir gradualmente desembocando finalmente en septiembre del año 2008 en el colapso de Lehman Brothers, otra banca de inversión estadounidense, sin embargo, en dicha edición la FED no pudo gestionar otro salvataje financiero generando un efecto dominó sobre la banca llevando finalmente al rescate financiero de las más grandes instituciones bancarias a nivel mundial. Desde aquel momento histórico los bancos que lograron sobrevivir adoptaron medidas para fortalecer su capital y la regulación financiera se robusteció para evitar otro complejo escenario al exhibido hace una década atrás. Hoy parecería que los vientos de desregulación vuelven a tomar fuerza en un escenario donde aparentemente los bancos siguen marcando ingresos históricos a medida que la economía va tomando tracción y la FED impone la normalización de tasas.

Aún así el martes vimos una toma de utilidades en el sector financiero tras que los datos de inflación estadounidense entrasen por debajo de las expectativas de mercado. La inflación general subió marginalmente hacia 2.2% mientras que la inflación subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, se mantuvo en 1.8% sin cambio alguno, ratificando una vez más la poca presión inflacionaria que viene registrando la economía. Tras conocerse dichos datos la tasa soberana a 10 años se comprimió rápidamente hacia 2.84% bajo la presunción de que la FED no tendrá espacio para más de tres alzas adicionales de 25 puntos base en la tasa de instancia monetaria durante el año 2018, en línea con el escenario base que viene utilizando el instituto emisor desde finales del año anterior. En este mismo frente el miércoles por la mañana el Presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, argumentó que las presiones des inflacionarias siguen presentes en la región y que aún cuando la inflación salarial esta gradualmente acercándose hacia rangos más aceptables aún el instituto emisor debía seguir una política “paciente, persistente y prudente”. En este mismo entorno la producción industrial en la Euro Zona fue de 2.7% (desde 5.2%) ratificando aún el buen dinamismo que conlleva la economía. En Japón se publicó el dato de ordenes de maquinaria las cuales se expandieron 2.9% (desde -5%).

A su vez, el Presidente del Banco Central de Japón (BOJ), Haruhiko Kuroda, frente al parlamento japonés señaló que dicha institución podrá eventualmente reducir su balance de manera ordenada utilizando distintos mecanismos siguiendo los pasos de la FED y el BCE. Ello tras que en las actas de la última reunión del BOJ algunos de sus miembros expresasen mayor escrutinio acerca de la sobre acumulación de activos financieros por parte del instituto emisor. A lo que Kuroda argumentó que aún no se podía evaluar un cambio en el dictamen monetario simplemente porque las cifras de inflación estaban lejanas. Por su parte en India la inflación al productor se desaceleró hacia 2.5% (desde 2.8%) con ello ratificando la menor actividad que viene presentado el país entrando al año 2018. Por su parte el Banco Central de Argentina mantuvo su tasa de instancia monetaria en 27.25% y ratificó que en las últimas semanas había intervenido el mercado cambiario en pos de estabilizar su moneda. Por ahora, hasta que no haya mayores presiones des inflacionarias, es poco probable que veamos un cambio en la tasa de instancia monetaria en Argentina. En Brasil las ventas retail mostraron una desaceleración hacia 3.2% (desde 4%) denotando una menor actividad económica durante el primer trimestre del año, algo que se dejó sentir sobre la paridad cambiaria permitiendo que el real se encumbrase hacia R$3.28 por dólar. Finalmente, en México, de manera sorpresiva, la producción industrial se expandió 0.9% (desde -0.7%) mostrando los primeros signos de una estabilización macroeconómica con menores presiones inflacionarias tras que éstas cediesen hacia 5.34% en el mes de febrero.

Por su parte no podemos dejar de lado las cifras de actividad económica de China que fueron publicada el martes por la noche donde claramente se registró un repunte entrando al año nuevo. Por un lado, la inversión en activo fijos, cifra que venía cediendo por varios años consecutivos, mostró una aceleración hacia 7.9% (desde 7.2%). Las ventas retail de los meses de enero y febrero se expandieron del orden de 9.7% (desde 9.4%) y la producción industrial mostró una mejoría hacia 7.2% (desde 6.2%). Ello estaría permitiendo augurar que el crecimiento económico del primer trimestre por encima del 6.8% que registró su economía hacia el cierre del 2008. No obstante, también se vienen forjando mayores presiones inflacionarias tras que éstas trepasen hacia 2.9% (desde 1.5%) situándose por encima del 2.4% que tenía contemplado el mercado.

Tanto de las cifras inflacionarias que emanan de Estados Unidos como los recientes comentarios esgrimidos por Draghi y Kuroda podemos concluir rápidamente que éstos esgrimirán prudencia en relación con sus programas monetarios hasta no ver presiones inflacionarias más robustas. El peligro de sobre reaccionar de manera anticipada es gestionar una desaceleración macroeconómica que implique otro proceso des inflacionario sin artillería monetaria.

En conclusión, es de esperar que la FED y el Banco Central de Inglaterra, la semana siguiente, adopten la misma paciencia, persistencia y prudencia esgrimida por sus contemporáneos en horas recientes.    

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.