Panorama economico Mundial


A medida que nos vamos acercando al cierre del segundo trimestre del año, los agentes de inversión se encuentran reconfigurando sus porfolios de inversión enfocándose en los recientes confusos anuncios comerciales que han expresado distintas autoridades de la administración Trump con relación a China y la Euro Zona a medida que los tonos de una escalada guerra comercial van aumentando en todos los frentes.

El martes, el Presidente Trump argumentó que su gobierno utilizaría los mecanismos existentes, a través del Comité de Inversiones de Estados Unidos (CFIUS), para evitar la compra de empresas tecnológicas estadounidenses por empresas chinas, con ello desdiciendo no sólo al Secretario de la Tesorería, Steven Mnuchin, sino que a su principal asesore comercial, Peter Navarro, mientras que el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, brilla por su ausencia en toda esta discusión. Entre tanto Trump utilizó su cuenta Twitter para amenazar a Harley Davidson con una serie de impuestos declarando el “inicio del fin” para la empresa si es que opta formalmente por transferir capacidad productiva al extranjero dada la imposición tarifaria de la Euro Zona a sus productos. Por ende, ahora no sólo abriéndose flancos comerciales externos que incluyen: 1) Tarifas al acero y aluminio; 2) Tarifas a los productos chinos del orden de US$50 mil millones; 3) Una segunda y tercera ronda de tarifas a China por US$400 millones adicionales; 4) Tarifas a los automóviles importados, principalmente de la Euro Zona; y 5) Posibles contra imposiciones para evitar la reasignación productiva dando pasos, a partir del mes de julio con fecha de inicio, pero sin fin ni fronteras en el horizonte.

Esta falta de claridad estratégica comercial ha llevado a que los inversionistas institucionales gradualmente hayan retirado sus fondos del emergente mercado chino generando una caída de éste que excede el -20% desde principios de año, ello porque la segunda derivada de la guerra comercial vendrá por posibles controles de capital, algo que por ahora no se ha mencionado, pero que entre las amenazas cruzadas que se vienen realizando no debemos descartar.

En este entorno comercial más confuso la confianza del consumidor estadounidense en el mes de junio cedió hacia 126.4 puntos (desde 128.8 puntos) mientras que los precios de los bienes inmuebles medidos por el índice Case & Shiller continúan expandiéndose de manera robusta en 6.6% (desde 6.7%). En las próximas horas se publicará el dato de bienes durables quedando para mañana la lectura final del crecimiento económico del primer trimestre (estimado en 2.2%) y el ingreso y gasto personal para el viernes. Con los datos que se tiene hasta la fecha la Reserva Federal (FED) de Atlanta estima que el crecimiento del segundo trimestre del año será del orden de 4.7% liderado por un repunte en la demanda interna.

Por su parte en la Euro Zona los indicadores de liquidez y otorgamiento de créditos se expandieron a pesar del reciente anuncio por parte del Banco Central Europeo de reducir su programa de liquidez en la recta final del año. En este contexto la base monetaria M3 se expandió 4% (desde 3.8%) mientras que el otorgamiento de crédito al sector privado fue 3.3% (desde 3%) mientras que el crédito a empresas no financieras cerró el mes en 3.6% (desde 3.3%). Ello en un contexto donde mañana y el viernes los principales lideres de la Comunidad Europea estarán discutiendo no sólo temas relacionados con Grecia y el Brexit sino que Angela Merkel, la Premier alemana, tiene que encontrar apoyo con sus pares en el tema migratorio dado el revoltijo interno que se la presentado para gobernar.

El pasado domingo el nuevo gobierno italiano decidió no apoyar la iniciativa alemana con ello generando un nuevo conflicto política regional. En el Reino Unido el precio de los bienes inmuebles se desaceleró hacia 2% (desde 2.4%) en un entorno donde fueron varias las empresas que en horas recientes anunciaron su partida de Londres hacia la Euro Zona incluyendo a Bank of America que estará moviendo a sus equipos Dublín y Paris.

Entre tanto, en China los ingresos industriales del mes anterior se aceleraron hacia 16.5% (desde 15%) a medida que el yuan continúa depreciándose gradualmente frente al dólar reflejando a su vez la salida de capitales extranjeros de dicha economía. En la región, ayer el Banco Central de Argentina argumentó que mantendrá su tasa en 40% adoptando medidas contra cíclicas fijando la meta de inflación en 17% para finales del año 2019. Además, las autoridades monetarias señalaron que habrá otra serie de anuncios monetarios antes del próximo 10 de julio siguiendo los instructivos del FMI para el posterior desembolso de fondos.

Por su parte, en Brasil el sentimiento del consumidor sufrió un traspié hacia 82.1 puntos producto del complicado mes que tuvo el gobierno. En México, entre tanto, donde la tasa de desempleo cedió a su nivel más bajo en casi una década hacia 3.2% (desde 3.4%) todos quedarán expectantes a las elecciones presidenciales que se llevarán el domingo 1 de julio. En el frente empresarial, mañana por la tarde la FED estará publicando los resultados de la segunda etapa de los tests de estrés bancarios y Nike dará el puntapié inicial a la temporada de resultados trimestrales. Por su parte, ayer GE anunció que estará poniendo a la venta no sólo su división de salud (healthcare) sino que venderá gradualmente la participación que tiene en Baker Hughes, con ello dando por finalizado el proceso de reestructuración anunciado hace un par de meses atrás. A su vez, Uber recibió una licencia provisoria para operar en la ciudad de Londres durante los próximos 15 meses quedando en fase probatoria para dar cumplimiento a las exigencias regulatorias.

Finalmente, ayer vimos un repunte extraordinario en el precio del petróleo luego de que el gobierno estadounidense anunciara la imposición de sanciones (económicas y comerciales) a todos aquellos países que sigan comprando petróleo de Irán pasado el siguiente 4 de noviembre, fecha que además coincide con las elecciones congresistas en Estados Unidos. Ello llevó al precio hacia US$70.5 el barril en un contexto donde el gobierno estadounidense estaba buscando que éste vaya a la baja con mayor producción de la OPEP y Rusia. Ya veremos como reacciona Trump ante esta alza súbita en el precio del crudo que suma 10% en dos semanas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.