SEGUNDA MITAD DE 2018


Aquí va una de “bola de cristal”. Entramos en la segunda mitad de 2018, y la pregunta ahora es como van a ser los próximos seis meses. Y bueno, la impresión que da es que la economía estadounidense puede prolongar algo más su crecimiento, y que el resto de las economías más fuertes del mundo también podrían prolongar los suyos. Pero empiezan a pesar cada vez más, una serie de tensiones, que pasaran factura tanto a la economía de este país, como a otras muchas. Es lo que descuenta sin duda el mercado últimamente.

La guerra comercial de Trump tiene ya, -y tendrá aun muchos más- efectos distorsionadores del equilibrio económico mundial. Por supuesto en Estados Unidos, pero también en muchas otras esquinas del globo. Y no tardaremos en ver que esos desajustes, pasan factura ralentizando el crecimiento global.

De momento los grandes bancos centrales del mundo no ven razón alguna para cambiar su estrategia de ir “normalizando” sus políticas monetarias, es decir parece que la Fed seguirá con su plan de completar cuatro subidas de tipos en 2018 y el BCE, en la Union Europea, ira ralentizando sus ayudas de liquidez al mercado. Tienen toda la justificación del mundo para hacerlo así, porque como empezaba mencionando, la inercia de crecimiento aun sigue ahí. Pero la preocupación es un desajuste violento que pueda “gatillarse” desde cualquier lugar del mundo, como consecuencia de esa falta de orden global, que esta empujando, la política económica de Trump.

La situación bastante en control que veníamos teniendo con el petróleo, es un poco más incierta hoy que ayer, y seguramente, menos que la de mañana. Y eso no es un positivo. Tampoco lo es el “cambiar” el paso de las tecnológicas prohibiendo participaciones de empresas chinas. Todo son “pequeños obstáculos”, pero cuando se ponen todos juntos, pueden hacer lucir al camino un tanto feo. Y bueno, la excusa de que se trata de tácticas negociadoras es tan desafortunada, que no me parece que merezca mayor comentario. El comercio global del siglo XXI es tremendamente sofisticado y funciona en un equilibrio inestable que requiere “mimo” por parte de los jugadores principales. Que el jugador con más peso abandone esa exigencia de sofisticación y se vuelva un burdo matón de barrio, no va a funcionar. Y les recuerdo que lo del “expertise negociador” de Trump, es una fantasia, -como tantas otras-, que viene de que en su día escribió un manualillo sobre el tema para hacer caja, unido por cierto a otro “sobre como hacerse millonario”. Ya pueden imaginar el rigor de los mismos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.