ESTA SEMANA EN WALL STREET


Esta semana, los bancos centrales cobran todo el protagonismo. No sólo porque tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo presentarán las actas de sus últimas reuniones de política monetaria sino porque a finales de semana comienza el simposio de Jackson Hole, en Wyoming.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, hablará el viernes sobre “política monetaria en una economía cambiante”. Los datos recientes de EEUU han sido mixtos y la guerra comercial en curso ha enturbiado tímidamente la coyuntura actual.

El mercado ciertamente responderá a cualquier preocupación que pueda presentar el banco central de EEUU sobre la economía. Es importante tener en cuenta que, según los estándares históricos, la Reserva Federal no tiene cerca del colchón de política monetaria de antaño para combatir una desaceleración o recesión económica.

Dos días antes de su intervención, la Fed publicará las minutas de la última reunión del FOMC. Quizás podríamos conocer alguna señal sobre los planes en mente del Comité, que seguramente, como espera el mercado, subirá tipos de interés por tercera vez este año en la comitiva del próximo mes de septiembre.

El jueves, coincidiendo con el inicio del encuentro en Jackson Hole, Europa conocerá las actas de la reunión de política monetaria del BCE. Es poco probable que estas generen grandes sorpresas.

Fuera de la política monetaria y los bancos centrales, las tensiones generadas por la crisis turcas seguirán marcando el pulso del mercado, sobre todo con muchos expertos apostando por próximas rebajas en las calificaciones soberanas del país. Al mismo tiempo, es poco probable que el presidente de EEUU, Donald Trump, rebaje su retórica, lo que podría ocasionar más tensiones en los mercados globales.

Dentro del tema comercial, dos son las citas clave. Por un lado, esta semana continúan las conversaciones del TLCAN entre EEUU y México con lo que se perfila ya como progreso avanzado, donde todavía debe sumarse el lado canadiense. Por otro, está previsto que el 22 y el 23 de agosto, coincidiendo con la entrada en vigor de los aranceles del 25% a productos chinos por valor de 16.000 millones de dólares, Washington y Pekín reanuden sus conversaciones en un nuevo intento por rebajar el tono y el pulso arancelario entre las dos mayores economías del mundo.

Otros asuntos geopolíticos en mente de los inversores son Irán y el Brexit. EEUU amenaza con sancionar a China en caso de que Pekín importe petróleo de Irán más allá del próximo mes de noviembre, la fecha límite impuesta por Washington.

Por otro lado, las conversaciones sobre el Brexit siguen sin ofrecer resultados satisfactorios, con el tema fronterizo de Irlanda como uno de los asuntos más delicados. La contrarreloj sigue en marcha y la probabilidad de un escenario en el que no haya acuerdo alguno sigue aumentando.

Entre los datos macro que se darán a conocer esta semana, destacan las ventas de viviendas de segunda mano. Los datos del PMI manufacturero, PMI servicios y PMI compuesto y las ventas de viviendas nuevas, además de los datos de bienes duraderos el viernes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.