El “quiet period” en las recompras y la volatilidad en la bolsa


Con las bolsas estadounidenses haciendo oídos sordos a los tambores de guerra comercial que comenzarán a resonar a partir del lunes, cuando Washington y Pekín saquen la artillería pesada en materia arancelaria, uno de los motores que ha impulsado este año al S&P 500 promete frenar el impulso de la renta variable americana este otoño.

Las recompras de acciones propias, que hasta mediados del presente mes alcanzaban ya los 762.000 millones de dólares desde que arrancase el año, se enfrenta al conocido en la jerga financiera como “apagón” fruto de las regulaciones que rigen a las cotizadas americanas.

De esta forma, estas empresas tienen prohibido llevar a cabo compras de títulos propios de forma discrecional durante el mes previo a la presentación de sus resultados trimestrales. Es por ello por lo que el 18% del S&P 500 ya se encuentra en cuarentena con el 86% restante haciendo lo propio a partir del próximo 5 de octubre.

Un hecho importante si tenemos en cuenta que este tipo de operaciones se han convertido en uno de los principales pilares sobre los que se asienta el mercado alcista a este lado del Atlántico. “El S&P 500 se encuentra a las puertas de su máximo histórico de 2.914 puntos, pero el bloqueo en la recompra de acciones presenta un riesgo a corto plazo”, apunta David Kostin, estratega jefe de renta variable estadounidense en Goldman Sachs.

Precisamente, en un informe, Kostin y su equipo señalan como por primera vez en los últimos 10 años, la comilona de títulos propios emprendida por los componentes del S&P 500 supone el mayor porcentaje en lo que al uso de su caja se refiere. En estos menesteres, una decena de valores, encabezados por Apple, pero donde también se incluyen Cisco, Oracle o Facebook, por mencionar algunos, concentran el 78% del crecimiento agregado en la recompra de acciones dentro del S&P 500 en la primera mitad del año.

De hecho, la de Cupertino ha gastado alrededor de 45.000 millones de dólares en los primeros seis meses de 2018 en engullir sus propias acciones, lo que supone el 24% de las recompras totales llevadas a cabo por los valores que componen el S&P 500. El fabricante del iPhone, que en agosto sobrepasó una capitalización de mercado del billón de dólares, casi ha triplicado sus recompras cuando se comparan estas cifras con las registradas el año pasado en el mismo periodo de tiempo.

“Desde el 2000, la rentabilidad del S&P 500 durante periodos de apagón y posibilidad de recomprar acciones no ha mostrado diferencias significativas pero la volatilidad ha experimentado un repunte”, señala Kostin, quien explica que como el flujo de caja generado por los componentes del S&P 500 aumentó un 35% en la primera mitad del año hasta los 917.000 millones de dólares. Esta situación ha generado un dilema para muchos directores financieros sobre cómo usar dicho efectivo.

Mientras las recompras de acciones podrían superar el billón de dólares en el conjunto de este año, lo que supondría un récord, la inversión en capital de estas empresas ha subido un 19% hasta los 341.000 millones de dólares en la primera mitad de 2018. Categorías, como Investigación y Desarrollo, han registrado incrementos del 14%, es decir, cerca de 18.000 millones de dólares en los seis primeros meses del año, hasta los 147.000 millones de dólares, su mejor ritmo en más de una década. Alphabet, la matriz de Google, ha contabilizado el 13% del aumento agregado en inversión de capital dentro del S&P 500, sumando más de 7.000 millones de dólares.

Aún así, el aumento de la volatilidad que puede generar el apagón en las recompras de acciones, llega en un momento complicado para las bolsas estadounidenses. A las tensiones comerciales entre EEUU y China, donde el presidente de EEUU, Donald Trump, amenaza con extender su ataque arancelario a todas las importaciones del gigante asiático, hay que sumar también la próxima subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal, prevista para la semana que viene. Todo ello, en un momento en que el banco central continua con el adelgazamiento de su balance y el Capitolio se enfrenta a las elecciones legislativas el próximo 6 de noviembre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.