ECONOMÍA DE EE.UU. Y FED


Jerome Powell, presidente de la Federal Reserve, celebró esta pasada semana su comparecencia semestral ante el Congreso estadounidense, informando el martes a la Comisión Bancaria del Senado, y el miércoles a la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, de la política monetaria que esta desplegando en la institución que preside, en función del análisis económico que tienen sobre la mesa. Y bueno lo más destacado, es que Powell reiteró que su actuación en el tema de normalización monetaria, -subida de tipos de interés, achicamiento de balance-, será “paciente” y seguirá muy de cerca los datos de la economía estadounidense. Porque aunque el crecimiento sigue siendo “sostenido”, hay algunas evidencias de cierto ritmo más “lento”. El presidente de la Fed identifica tres variables, -que son las que también tienen delante la mayor parte de casas de análisis- : La desaceleración global, -sobre todo china y europea- Los mercados financieros más volatiles; Y la incertidumbre de la política comercial estadounidense.

Nada nuevo, ni muy revelador, si bien lo que queda claro es que la Federal Reserve, aduciendo todas esas reservas y dudas, detiene por el momento sus subidas de tipos de interés y achicamiento del balance de bonos acumulados, y ahora mismo los mercados creen que hay muchas probabilidades de que no veamos más subidas de tipos en 2019.

Según el último dato de crecimiento, la economía de este país en 2018 creció 2,9%. Es un buen dato, pero muy inferior a lo que nos había prometido la Casa Blanca de Trump, que hablaba de un 4% o 5%, sobre todo en el año en el que se produjeron los recortes de impuestos y de regulaciones, que supuestamente debían ser un autentico “cohete” para impulsar la economía. 2’9% es un buen numero como digo, pero para que se hagan una idea exacta, es lo mismo que se creció en 2015. Sin embargo tanto la Fed como todas las casas de análisis ven un 2019, con crecimiento mas suave, (2,3%-2,5%). El efecto de los recortes impositivos se diluye, y lo que aumenta su protagonismo son esos factores e incertidumbres que identificó Powell en sus dos comparecencias. Los datos de la economía estadounidense, siguen siendo sólidos, pero poco a poco se empieza a ver un cierto debilitamiento que es lo que hace “paciente” a la Fed, unido por supuesto a una variable importantísima y ciertamente afortunada: “no hay indicios de inflación”. Con ese panorama la Fed se cura en salud, e intenta eludir, el riesgo de equivocarse, por un exceso de rigidez. Ojalá acierte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.