ESTA SEMANA EN WALL STREET


Esta semana en Estados Unidos seguiremos atentos las conversaciones entre Washington y Pekín. Las dos economías más grandes del mundo siguen dispuestas a lograr un acuerdo comercial que ponga fin a las tensiones comerciales que gravan ya más de 360.000 millones de dólares en productos de ambos países. Al menos eso se dedujo el viernes de las declaraciones del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnunchin, quién caracterizó la última ronda de conversaciones mantenidas en Pekín como “constructivas”.

A través de un tuit, Mnuchin recalcó que tanto él como el representante comercial de EEUU, Robert Lighthizer, esperan recibir al viceprimer ministro chino, Liu He, la próxima semana en Washington para “continuar con estas importantes discusiones”. Está previsto que el alto funcionario chino visite la capital estadounidense el 3 de abril. Previamente, el portavoz del Departamento de Comercio chino, Gao Feng, dijo que ambas delegaciones “no escatimaron en esfuerzos” por intentar alcanzar un plan concreto. La administración del presidente Donald Trump quiere que este se materialice a finales de abril, aunque bien podría retrasarse hasta mayo o incluso junio.

En la última semana se habrían logrado avances sobre algunos de los asuntos que mayor fricción han causado desde que comenzase la tregua entre ambos países el pasado 1 de diciembre. China estaría de dispuesta a abordar el asunto de la transferencia forzada de tecnología que sufren las compañías extranjeras que operan en el país. También reforzar la protección de la propiedad intelectual e incluso ofrecer a las empresas tecnológicas extranjeras un mayor acceso al mercado de en la nube del país.

Varios medios también adelantaron que como parte del compromiso por aumentar las compras de productos estadounidenses hasta 1,2 billones de dólares durante los próximos seis años, China aumentará hasta las 300.000 toneladas métricas las importaciones de carne de cerdo estadounidense este año. El objetivo de aumentar las importaciones procedentes de EEUU tiene como objetivo reducir la brecha comercial del país con el gigante asiático que el año pasado alcanzó los 419.162 millones de dólares si no se incluyen servicios.

Hasta la fecha, ambos equipos negociadores trabajan en distintos memorandos de entendimiento escritos que cubren un total de seis áreas entre las que se incluyen la transferencia forzada de tecnología y robo cibernético, derechos de propiedad intelectual, servicios, divisas, agricultura y barreras comerciales no arancelarias.

Trump ha reiterado últimamente que las negociaciones avanzan y que es probable que ambos países logren un acuerdo final para aliviar las tensiones de una guerra comercial que desde hace ocho meses atosiga a la economía global. Aún así, la semana pasada, el mandatario también sugirió que Washington podría mantener los aranceles a las importaciones chinas por un tiempo pese a que Pekín presiona para que estos se reduzcan o se eliminen como parte de cualquier acuerdo. Precisamente, el marco de supervisión que garantice que China cumple con lo acordado o de lo contrario podría sufrir represalias por parte de EEUU es otro de los temas que ha tensado la cuerda entre los negociadores de ambos países.

EEUU ha impuesto aranceles que oscilan entre el 10% y el 25% a una variedad de productos chinos por valor de 250.00 millones de dólares. Por su parte, China ha tomado represalias gravando bienes estadounidenses por valor de 110.000 millones de dólares, aproximadamente el 90% de las exportaciones de estadounidenses a la segunda mayor economía del mundo.

Por otro lado, la bolsa americana ha cerrado su mejor primer trimestre desde 2009, con el S&P 500 acumulando una rentabilidad de alrededor del 13%. No obstante, las compañías del S&P 500 se preparan para experimentar la primera contracción de su beneficio desde el segundo trimestre de 2016. FactSet estima una caída interanual en las ganancias del 3,7% entre los meses de enero y marzo en un momento en que 77 empresas ya han emitido una orientación negativa, superando así la media de los últimos cinco años.

“Por sectores, el de tecnología de la información y el de salud son los principales contribuyentes al sentimiento negativo”, indica John Butters, analista senior de FactSet. Las estimaciones del consenso que baraja S&P Capital IQ apuntan a una caída del beneficio por acción algo más moderada, del 2,3%, que afectará a siete de los once sectores del S&P 500.

Aún así, Sam Stovall, director de inversión de CFRA, no espera que se produzca una recesión en los beneficios ya que, según estima, el beneficio por acción en el segundo trimestre crecerá un 0,8%, seguido por un incremento de casi el 2% en el tercer trimestre y un aumento del 8,5% en el cuarto trimestre. Asimismo, las proyecciones para el beneficio por acción del S&P 500 en 2020 observan un crecimiento del 12,6%.

No obstante, desde BlackRock avisan que todavía es pronto para cantar victoria y que podríamos ver una recesión en los beneficios a este lado del Atlántico, un hecho que típicamente se define como dos trimestres consecutivos de caídas interanuales en los beneficios. Al fin y al cabo, la desaceleración del crecimiento económico y la entrada en lo que se considera ya la última etapa del ciclo, también pesan sobre los márgenes de beneficio.

Según indica el Financial Times, en la última encuesta de la National Association for Business Economics sobre las condiciones de negocios, un 58% de los entrevistados observaron un aumento en los costes salariales mientras que solo el 19% dijo haber aumentado los precios que cobran a sus clientes. En estos momentos, el consenso del mercado estima que los márgenes netos de beneficio se contraerán 40 puntos básicos en 2019, hasta el 10,9%, de acuerdo con la información dada a conocer por Goldman Sachs.

Hasta finales del año pasado, la expansión de los márgenes de beneficio se había convertido en uno de los pilares que apoyó el beneficio por acción del S&P 500, a su vez también impulsado por un fuerte repunte en la recompra de acciones. Las compañías en el S&P 500 engulleron un récord de 806.000 millones de dólares de acciones propias en 2018, según datos de S&P, rompiendo el récord anterior de 589.000 millones de dólares alcanzado en 2007. Dicho esto, se espera que este tipo de operaciones se desacelere en el año en curso.

Esta semana presentan cuentas Walgreens Boots Alliance (martes), la cadena de farmacias más grande de EEUU, que se espera que publique una caída en sus beneficios debido a la reducción de los precios en los medicamentos genéricos. También rinde cuentas Constellation Brands (jueves).

En el frente macro, las miradas estarán puestas en el informe de empleo del viernes. Además contaremos con el dato de ISM manufacturero y de precios pagados. El lunes se publicarán los datos del ISM manufacturero, que se estima que crezca una décima llegando a los 54,3 puntos. Además, conoceremos el dato del ISM de precios pagados, que en el último dato se quedó en los 49,4 puntos. Por último, conoceremos el dato de ventas minoristas adelantadas, que podrían avanzar una décima hasta el 0,3%.

El miércoles, conoceremos los datos de la encuesta de empleo ADP que se prevé que quede en los 180.000 nóminas, inferior a las 183.000 del mes anterior. El último día de la semana, se publicará la tasa de desempleo del país americano, que se estima que se quede como el mes anterior, en 3,8%. La habilidad para la creación de empleo y tener una tasa de desempleo baja siempre se ha visto cómo determinantes de la robustez de la economía americana desde la crisis.

En Reino Unido, Theresa May está considerando someter su acuerdo sobre el Brexit a una cuarta votación en la Cámara de los Comunes esta semana, después de que la primera ministra del Reino Unido viera su plan rechazado por tercera vez el viernes pasado. En Europa estaremos sobre todo esta semana atentos a las actas de la reunión de marzo del BCE, que se publicarán el jueves. También esta semana vendrá protagonizada por los tasa de desempleo de la eurozona. Además, conoceremos el dato publicado del IPC de la eurozona, de especial importancia para la economía comunitaria, entre otros datos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.