EL CRECIENTE DÉFICIT FISCAL DE ESTADOS UNIDOS


La Oficina Presupuestaria del Congreso, (CBO), una institución técnica bipartidista, -es decir sin tendencia demócrata o republicana-, nos mantiene puntualmente informados de cómo esta creciendo de forma alarmante el déficit fiscal en este país. Un 40% desde enero de 2019. En lo que va de ejercicio, 738.000 millones de dólares. Y al ritmo que vamos acabaremos este año fiscal por encima del millón de millones de dólares. Con una deuda total cerca de los 22 millones de millones de dólares.

Ya saben cómo funciona este tema. El conglomerado conservador de medios, cuando hay un Presidente demócrata en la Casa Blanca, coloca al déficit como gran estrella de la economía y le rodea y acosa con insistencia para que no gaste mas de lo que ingresa, aunque se de el caso de estar en una crisis económica y financiera limite, como ocurrió con Obama en 2009. Pero en cuanto llega una administración republicana, “barra libre”. El tema del déficit pasa al furgón de cola. Se retiran esos tremendos cartelones en las ciudades que muestran la velocidad con la que crece el déficit, y se deja de hablar de que hay que cortar gastos. De lo que se habla entonces es de cortar impuestos “Tax Cut”, y luego si no se ingresa lo suficiente, pues a callar por un tiempo, que ya habrá ocasión de volver a sacar el tema a primer plano cuando llegue una administración demócrata. El descaro o transparencia del ejercicio es total.

Y bien, así esta ocurriendo con la Administración Trump. Desde el día uno de su llegada a la Casa Blanca el grito de guerra fue, “corte de impuestos”. Y en diciembre de 2017 se hizo realidad. Un corte de impuestos que dio como dijo Trump un “regalo de navidad” a algunas corporaciones y a la franja con mayor poder adquisitivo del país, -el bien identificado 1%-. Por un trimestre o dos, el crecimiento económico registro calentones eventuales, pero al no tratarse de una reforma impositiva seria, que afecte estructuralmente el crecimiento, tras la subida de azúcar de esos contados trimestres, hemos vuelto a donde estábamos antes. Un crecimiento del entorno al 2%, que es lo que esperamos en 2019, con el efecto “tax cut” ya disipado, y eso sí, con un disparado déficit fiscal, del que como digo demasiada gente no quiere hablar o prefiere mirar hacia otro lado. Trump gasta mucho más de lo que ingresa y dejara el déficit fiscal tocado antes de irse.

Que el Gobierno necesite gastar extraordinariamente en periodos de crisis, es razonable, pero cuando estamos con pleno empleo y creciendo en el entorno del 2% de forma sostenida por diez años, no parece que admita excusa, sobre todo si se hace solo para dar “regalos de navidad” a unos pocos.

No prestar atención al tema, es una actitud irresponsable por parte de los analistas y comunicadores, que se supone que estamos aquí para vigilar e informar sobre este tipo de cosas a los ciudadanos que trabajan de sol a sol en sus distintas actividades y no tienen tiempo de seguir como nosotros las alarmantes cifras que nos hace llegar regularmente el respetado CBO.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .