ESTA SEMANA EN WALL STREET


Con el Dow Jones en los 27.332 puntos y el S&P 500 sobrepasando los 3.013 puntos, acumulando ya una rentabilidad superior al 19% en lo que llevamos de año, las mesas de inversión ponen sus miras en la Reserva Federal y en la posibilidad de que esta ponga fin a su ciclo de normalización iniciado en diciembre de 2015. Desde entonces, el banco central de Estados Unidos ha subido tasas en un total de nueve ocasiones, hasta situar el precio del dinero en un rango entre el 2,25% y el 2,50%.

Una escalada que ha quedado truncada en los últimos meses ante la incertidumbre generada por las guerras comerciales y la fatiga en el crecimiento mundial. Cierto es que el S&P 500 ha cerrado su octavo primer semestre del año con más brío desde 1945 sin embargo parte de este impulso ha llegado ante la posibilidad de que el Comité Federal de Mercados Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) implemente una rebaja de tipos de interés de 25 puntos básicos, que podría llegar tan pronto como el próximo 31 de julio.

Según los objetivos para el S&P 500 de algunos estrategas, el indicador todavía cuenta con algo de aliento desde los niveles actuales, con Sam Stovall, de CFRA, situando al indicado en los 3.100 puntos a finales de año. Thomas Lee, de Fundstrat, atisba los 3.125 y Binky Chadha, de Deutsche Bank, mantiene los 3.250 puntos. “Creemos que las valoraciones parecen decentes y no creemos que nos dirijamos ni a una recesión económica ni tampoco de los beneficios, como proyectan algunos”, gestora de cartera en Nuveen.

Los inversores se preparan para una colmada de resultados empresariales a medida que la temporada arranca a en Estados Unidos. Por su parte, en el parlamento europeo se vota para confirmar al nuevo presidente para la Comisión Europea y a ambos lados del Atlántico, los inversores se enfrentan a una avalancha de datos económicos.

Aquí en EEUU, los bancos comienzan a pasar por la pasarela de resultados del segundo trimestre este mismo lunes. El mercado busca comprobar si las empresas estadounidenses se dirigen a su primera recesión de beneficios desde 2016.

Citigroup presenta cuentas el lunes y JPMorgan Chase, Goldman Sachs y Wells Fargo le siguen el martes. Las perspectivas de recortes de tasas por parte de la Reserva Federal están desconcertando a los inversores que quieren comprobar si esto podría comprimir los márgenes de beneficios de los bancos.

Esta semana además cerca de 60 compañías en el S&P 500 presentarán resultados entre otros Netflix, Microsoft, Schlumberger y Johnson & Johnson.

Durante los próximos días obtendremos una mejor imagen de la economía estadounidense. Los inversores analizarán de cerca una serie de datos económicos sobre la salud de los consumidores y de la industria.

Se espera que las ventas minoristas generales aumentarán un 0,2 por ciento intermensual tras la subida del 0,5 por ciento en mayo. También conoceremos encuestas regionales de manufactura, así comodatos de producción industrial. El calendario económico también incluye actualizaciones en el mercado de la vivienda.

El martes, el Parlamento Europeo vota para elegir el próximo presidente de la Comisión de la UE. El jueves, la atención se desplaza a Sudáfrica, donde se espera que el banco de reserva anuncie un recorte de 25 puntos básicos en la tasa de interés, situándose en el 6,5 por ciento.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .