LA INCIERTA SEGUNDA MITAD DE 2019


Los mercados, -como hacen siempre por cierto-, están queriendo ver “la botella medio llena”: La desaceleración global no irá más allá; la economía estadounidense casi no se verá tocada por esa desaceleración, , -o solo ligeramente-; China compensará sus desequilibrios de crecimiento, y mantendrá el tipo; Los bancos centrales del mundo “animarán el cotarro”; y el Brexit no será duro, se encontrará una vía intermedia. Sí, puede ser que sea así, pero también puede ser de otra forma.

Empezando por este último tema. Me temo que lo único que tiene claro Boris Johnson hoy, es que el Reino Unido, -sí o sí-, saldrá de la Unión Europea en Octubre. Es una “sinrazón”, pero eso no es lo importante. Lo importante es que está determinado a hacerlo, y aunque muchos analistas “bien pensantes”, quieren creer que al final prevalecerá el sentido común, el tema no está nada claro. Y ciertamente un Brexit duro será muy desestabilizador.

Otro asunto: el de la economía estadounidense, nadando feliz mes tras mes en su crecimiento de crucero de los últimos diez años, -entorno del 2%-. Bueno eso era predecible y esperable hace tres años, no ahora. Los desequilibrios introducidos por la Administración Trump en las coordenadas de esta economía, aseguran ya un medio y largo plazo repleto de dificultades, que exigirán correcciones drásticas en cuanto sea posible.

Echen un vistazo al dato de la Balanza Comercial, conocido esta última semana. Ese objetivo era prioritario para esta Casa Blanca, pero las cosas no pueden ir peor. Las exportaciones han caído un 2,7% el ultimo mes. Y ese dato tiene todo que ver con otro conocido esta misma semana, la inversión empresarial ha disminuido un 5,5% el ultimo trimestre. Vamos que aunque el consumo esta salvando la cara de esta economía, los empresarios, no están invirtiendo, ni exportando como lo hacían hace bien poco, y eso tiene que ver con su confianza en lo que esta por delante.

Y de la desaceleración global, la ralentización de la economía china, y el papel salvador de los bancos centrales, me quedo con las declaraciones de Mario Draghi, este pasado jueves. No ve la cosa precisamente bien. Vamos esta mas bien en “en botella medio vacía”.

Quienes seguís esta columna, sabéis que soy siempre optimista, -y lo sigo siendo-, pero hay demasiadas incertidumbres por delante, y sobre todo, demasiados analistas suponiendo que todas esas incertidumbres se van a solucionar de la mejor de las maneras posibles. Ojalá acierten. Pero tengo la sensación de que son tiempos para extremar la prudencia, porque estamos apostando demasiado por un sentido común, que no es ahora mismo algo que abunde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.