ESTA SEMANA EN WALL STREET


Esta semana, la actividad económica se detendrá en gran parte de EEUU a medida que avanzan los contagios de la pandemia provocada por el coronavirus. El esfuerzo global para combatir el COVID-19 continúa, con Asia intensificando sus esfuerzos para combatir una ola de nuevas infecciones transmitidas por personas que regresan del extranjero.

Hong Kong cerrará más lugares públicos, mientras que Singapur, Corea del Sur y Vietnam introducirán nuevas reglas de entrada. En Italia, casi todas las empresas deben cerrar en un esfuerzo por frenar la propagación en el país que se ha convertido en el más afectado por la enfermedad.

Los líderes del G7 y de Europa usarán videoconferencia para celebrar reuniones para planificar los esfuerzos para enfrentar la crisis. Varios bancos centrales se reúnen esta semana, entre ellos, el de Kenia, Nigeria, Tailandia, Colombia, Hungría, la República Checa y Albania. Pero quizás al que habrá que prestar más atención es al Banco de Inglaterra después de que tomase medidas de emergencia la semana pasada, reduciendo las tasas de interés al 0,1 por ciento.

El calendario económico estará dominado por la petición de solicitudes iniciales de subsidio por desempleo, con un aumento de entre uno o dos millones de peticiones, dada la situación que enfrentan estados como Nueva York o California. Habrá una sucesión de cifras de los índices de los gerentes de compras flash para marzo que se espera que caigan con fuerza.

También hay que estar atento al gran paquete de estímulo que podría aprobarse en el Capitolio mientras que, seguramente, la Reserva Federal podría implementar otra ronda de medidas de liquidez de su caja de herramientas.

Los senadores republicanos perfilaron durante el fin de semana los detalles finales del plan de estímulo para hacer frente a las consecuencias económicas derivadas de la pandemia del coronavirus, que podría someterse a votación el lunes en el pleno de la Cámara Alta.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el sábado que el paquete de estímulo que negocia la administración del presidente Donald Trump, con legisladores republicanos y demócratas en el Senado para combatir el daño económico de la pandemia del coronavirus ascenderá hasta los 2 billones de dólares. De materializarse, el paquete equivaldría aproximadamente al 10% del Producto Interno Bruto de Estados Unidos, según señaló el funcionario a la prensa mientras se reunía con senadores republicanos.

Por su parte, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, explicó el domingo a Fox News, que los programas de financiación para ayudar a la economía estadounidense a salir de la crisis podrían equivaler a valor total de 4 billones de dólares. Desde su punto de vista, el estímulo fiscal bipartidista incluirá también los esfuerzos conjuntos entre el Tesoro y la Reserva Federal para llevar liquidez a las empresas que lo necesiten.

Hasta la fecha, EEUU ya ha activado distintos programas para paliar el brutal impacto económico del COVID-19. En lo que se conocer como la Fase, el Congreso ya aprobó 8.300 millones de dólares de emergencia destinados principalmente a cubrir gastos de material y capacidad sanitaria.

Posteriormente, hace poco más de una semana, Trump declaró el Estado de Emergencia Nacional, que permitió activar la Ley Stafford, liberando así fondos por valor de 50.000 millones de dólares a través de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) para estados y municipios.

La Fase 2 del plan de estímulo, la conocida como H.R. 6201 Familias Primero: Ley de Respuesta al Coronavirus, aprobada el miércoles por la noche, destinó más de 104.000 millones de dólares para acceder a bajas por enfermedad remuneradas, ampliación de los subsidios por desempleo, asistencia alimentaria y cobertura de costes médicos relacionados con COVID-19.

Por último, la Fase 3, que se negocia en estos momentos y hasta ahora supera con creces el billón de dólares, busca incluir un estímulo directo (a través de cheques enviados a individuos), lo que supondría alrededor de 500.000 millones de dólares que se efectuarían en dos rondas.

Es importante tener en cuenta que a este lado del Atlántico, pese a las medidas de estímulo que se barajan en el Capitolio, donde los senadores republicanos buscan entregar directamente 1.200 dólares por individuo y 500 dólares por hijo, además de rescatar industrias, a través de tomas de participación con restricciones adheridas, como limitación en el sueldo de los directivos, el PIB sufrirá un colapso sin precedentes en el segundo trimestre de esta año

También se contemplaba ofrecer 200.000 millones de dólares, de los cuales 50.000 millones de dólares rescatarían a las aerolíneas comerciales y otros 150.000 millones se destinarían a ayudar a otros sectores gravemente afectados.

Las aerolíneas han aumentado su presión sumándose a los sindicatos para dejar claro que en estos momentos están en juego al menos 750.000 empleos. De ahí que exijan inyecciones inmediatas de efectivo a través de subvenciones del gobierno, no solo préstamos, para evitar despidos masivos. Las medidas incluirían préstamos para las pequeñas empresas con menos de 500 empleados para cubrir 6 semanas de nóminas por hasta 350.000 millones de dólares.

La desaceleración provocada por el coronavirus podría costar 5 millones de empleos en los EEUU, según los economistas consultados por el Wall Street Journal mientras la producción económica podrá reducirse en 1,5 billones de dólares, dando así por asegurada una recesión económica.

Entre los resultados empresariales que conoceremos esta semana destacan los de IHS Markit, Carnival y Nike el 24 de marzo; Paychex y Micron Technology el 25 de marzo; Lululemon, KB Home  y GameStop el 26 de marzo.

Micron y Nike serán las protagonistas. Micron está viendo una fuerte demanda de servidores en medio de la tendencia de que más personas se ven obligadas a trabajar desde casa. Cualquier proyección que de a conocer Micron podría ser de gran interés para tomar el pulso a otras compañías como Intel, AMD y Texas Instruments.

Por su parte, Nike dejará notar el cierre de tiendas y la presión que la pandemia está teniendo en el fabricante de ropa deportiva. Aún así, la percepción general a largo plazo es optimista. Según el equipo de analistas de BofA, Nike finalmente terminará con mayor cuota de mercado a nivel mundial una vez se controle la pandemia a medida que las marcas minoristas más débiles sufren o no sobreviven.

Además, esta semana Disney + se estrena en Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania, Italia, España, Austria y Suiza la próxima semana en un momento interesante. Si bien la compañía canceló algunos eventos de lanzamiento planificados con algunos de estos países completamente sitiados por el coronavirus, el nuevo servicio de streaming podría suponer una nueva diversión popular entre los hogares europeos confinados. Disney ha visto como sus acciones han borrado un 38% de su valor en el último mes.  Se espera que los volúmenes de streaming sean muy fuerte en las próximas semanas en lo que debería ser un impulso para Netflix, Amazon Prime y Apple. Mirando hacia el futuro, la plataforma de video móvil Quibi debutará el próximo mes y HBO Max se estrenará en mayo. El servicio Peacock de NBCUniversal estará disponible este verano.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .